Follow by Email

domingo, 26 de febrero de 2012

Los asexuales, ejemplo vivo de la diferencia entre amor y sexo

"Para mí esto básicamente significa que no puedo mirar a la gente y pensar 'mmm... sí, quiero tener relaciones sexuales contigo', eso no me ocurre", explica Jenni.
La estudiante de Oxford es una de lo que se calcula es un 1% de personas en el Reino Unido que se identifican a sí mismas como asexuales.
La asexualidad es descrita como una orientación y se diferencia del celibato porque éste último es una elección.
"La gente me pregunta que si no lo he probado, ¿cómo puedo saber lo que es?", dice Jenni.
"Bueno, si eres heterosexual y no has tenido sexo con alguien que es de tu mismo género, ¿cómo puedes saber que no te gustará una relación homosexual?".
Jenni Goodchild, una estudiante británica de 21 años, afirma que no tiene orientación sexual ni experimenta deseos sexuales. Es lo que se considera una asexual.
Pero en una sociedad cada vez más sexualizada, ¿cómo se puede vivir siendo asexual?
"Simplemente si no estás interesado, no estás interesado, independientemente de si lo probaste o no", agrega.
Tal como señala la Red de Visibilidad y Educación de la Asexualidad (AVEN), la principal comunidad virtual de las personas asexuales, las necesidades emocionales varían ampliamente en estas personas, igual que ocurre en una comunidad "sexual".
Hay diferencias, dice Mark Carrigan, experto de la Universidad de Warwick, por ejemplo entre los asexuales románticos y los asexuales no románticos.
Diferencias:
"Los no románticos no tienen ninguna atracción romántica, así que en muchos casos no desean ser tocados ni tener ningún tipo de intimidad física", dice Carrigan.
"Los asexuales románticos no experimentan atracción sexual pero sí experimentan atracción romántica. Es decir, buscan a una pareja y aunque no le responden sexualmente, sí desean sentirse más cercanos a esa persona, saber más de ella, compartir cosas con ella".
Jenni se describe como heteroromántica. Y aunque no tiene interés en el sexo, sí se siente atraída a la gente y mantiene una relación con Tim, de 22 años.
Tim, sin embargo, no es asexual.
"Mucha gente me dice que soy egoísta por mantenerlo en una relación en la cual no obtendrá lo que desea y que debería salir con alguien igual a él", cuenta Jenni.
"Pero Tim parece bastante feliz, así que creo que él debe ser quien decida".
Tim, por su parte, dice estar contento, conociendo a Jenni y centrándose en los aspectos románticos de su relación.
"La primera vez que ella mencionó que era asexual, pensé'¡qué raro!'", recuerda Tim."Pero después aprendí que no debía hacer suposiciones sobre lo que eso significaba".
"Nunca he estado obsesionado con el sexo. No soy de los que sale en las noches para buscar a alguien con quien tener relaciones sexuales. Sé que eso es lo que hacen muchos, pero a mí eso no me preocupa".
Jenni y Tim no están totalmente exentos de contacto físico porque se abrazan y besan para expresar el afecto que se tienen.
La asexualidad ha sido tema de muy pocos estudios científicos, lo cual ya llevado a especular porqué algunas personas no sienten atracción sexual.
"Hay individuos que definitivamente lo ven como un trastorno y que piensan que si hubiera medicamento 'lo arreglarían', o que debería someterme a una prueba hormonal" señala Jenni.
"Y también hay gente que incluso va más alla, que preguntan si alguna vez fui abusada siendo niña lo cual honestamente no es una pregunta apropiada. Porque además, no fui abusada".
"Pero existe la creencia de que algo está mal en tí", agrega.
Poco entendida
El profesor Carrigan sugiere que la falta de estudios científicos está vinculada al hecho de que hasta antes del lanzamiento de AVEN no existía una comunidad asexual.
"Fue hasta el 2001 cuando la gente pudo comenzar a definirse a sí misma como asexual".
Todavía no se conoce mucho sobre la asexualidad.
El experto subraya que no debe confundirse a la asexualidad con un trastorno que provoca una falta de deseo sexual en la gente.
"Ha habido muchas investigaciones sobre el trastorno de deseo sexual hipoactivo (o inhibido), que es un trastorno clasificado como de la personalidad", señala el experto.
"Es cuando un individuo no experimenta atracción sexual y esto le causa sufrimiento".
"Y ha habido mucha gente que posteriormente fue definida como asexual pero que antes se le había clasificado con el trastorno", agrega.
Todavía, sin embargo, no se logra tener un entendimiento apropiado de lo que es la asexualidad.
La doctora Pam Spurr, experta en relaciones y conducta sexual, admite no haber recibido muchas consultas sobre asexualidad.
"En las contadas ocasiones cuando me han preguntado sobre esto, la gente a menudo se torna increíblemente hermética porque es un tema muy raro", dice.
Agrega que la gente se siente incómoda hablando sobre sus impulsos sexuales, ya sean altos o bajos, pero que la asexualidad en sí misma no es un tema que haya sido ampliamente discutido.
¿Cambio para los "sexuales"?
La cuestión que fascina a Mark Carrigan es qué efecto tendrá en el futuro una comunidad asexual visible en las personas que no son asexuales.
"Por ejemplo, antes de que hubiera homosexuales visibles no había un concepto de heterosexualidad", explica el experto.
"Fue sólo hasta que la gente comenzó a llamarse homosexual cuando tuvo sentido hablar o pensar de la heterosexualidad".
"Si es cierto que hasta el 1% de la población es asexual y cada vez más gente está consciente de ello, ¿habrá un cambio en la forma como la gente 'sexual' piensa en sí misma?".
"Porque por ahora no tenemos realmente una buena palabra que pueda describir a la gente que no es asexual" señala Mark Carrigan.
FUENTE: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/01/120126_que_es_asexualidad_men.shtml
http://tribunadeljurista.foroes.net/t2772-los-asexuales-ejemplo-vivo-de-la-diferencia-entre-amor-y-sexo

lunes, 13 de febrero de 2012

Un regalo por San Valentín

Promoverán la diversidad sexual en Xalapa (Mexico)

El viernes 24 de febrero dará inicio el taller"Escribiendo mi historia, entiendo mi vida", dirigido a gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, travestis, transgénero, intersexuales y asexuales de la entidad y que les permitirá entender mejor su forma de sentir y vivir.
El taller será impartido por la sexóloga educativa Silvi Susana Jiménez quien apuntó que se trata de un taller para la diversidad sexual, "que de alguna manera busca brindar las herramientas para que escriban un cuento, una narración, un poema, una novela a cerca de su proia vida con el propósito de que sea liberador, catártico y por otro lado publicar un libro con esos testimonios que sean útiles".
"Muchas veces las personas de la diversidad hemos tenido situaciones de conflicto muy fuertes, a veces no resueltas. La escritura es un medio muy bueno para sacar esas cosas, esta es una oportunidad para hacerlo y por otro lado es posible juntar las historias que se escriban en el taller y publicar un libro".
La especialista explicó que la idea surgió al recordar y reconocer su vivencia como mujer transexual y con la intención de hacer menos difícil el proceso de quien tiene una vida no heterosexual.
"Eso surgió porque yo a los pocos años de empezar a asumir mi transexualidad, me sentía con mucha confusión, entonces decidí empezar a escribir mi vida, para entender en donde estuvo, qué fue lo que pasó que me hizo así, cómo ha sido mi proceso para llegar ahora y fue muy catártico, terminó siendo una novela autobiográfica, que se llama Piel que no Miente, me tardé muchos meses en escribirla, yo me acuerdo que lloraba y tenía muchas emociones y al final me sentí muy liberada", recordó.
El taller será impartido a partir del 24 de febrero y hasta el viernes 16 de marzo en sesiones semanales de las 17:00 a 20:00 horas en el Centro Humanista de la Sexualidad ubicada en la calle Morelos de esta ciudad.
http://www.imagendelgolfo.com.mx/resumen.php?id=295123

martes, 7 de febrero de 2012

Una vida sin sexo

Los asexuales pueden ser no románticos o románticos, en ambos casos no les interesa tener relaciones sexuales.


Los asexuales no tienen interés el en sexo, aunque sí pueden querer una relación romántica.



Por BBC Mundo
Jenni Goodchild, una estudiante británica de 21 años, afirma que no tiene orientación sexual ni experimenta deseos sexuales. Es lo que se considera una asexual.
Pero en una sociedad cada vez más sexualizada, ¿cómo se puede vivir siendo asexual?
"Para mí esto básicamente significa que no puedo mirar a la gente y pensar 'mmm... sí, quiero tener relaciones sexuales contigo', eso no me ocurre", explica Jenni.
La estudiante de Oxford es una de lo que se calcula es un 1% de personas en el Reino Unido que se identifican a sí mismas como asexuales.
La asexualidad es descrita como una orientación y se diferencia del celibato porque éste último es una elección.
"La gente me pregunta que si no lo he probado, ¿cómo puedo saber lo que es?", dice Jenni.
"Bueno, si eres heterosexual y no has tenido sexo con alguien que es de tu mismo género, ¿cómo puedes saber que no te gustará una relación homosexual?".
"Simplemente si no estás interesado, no estás interesado, independientemente de si lo probaste o no", agrega.
Tal como señala la Red de Visibilidad y Educación de la Asexualidad (AVEN), la principal comunidad virtual de las personas asexuales, las necesidades emocionales varían ampliamente en estas personas, igual que ocurre en una comunidad "sexual".
Hay diferencias, dice Mark Carrigan, experto de la Universidad de Warwick, por ejemplo entre los asexuales románticos y los asexuales no románticos.
Diferencias
"Los no románticos no tienen ninguna atracción romántica, así que en muchos casos no desean ser tocados ni tener ningún tipo de intimidad física", dice Carrigan.
"Los asexuales románticos no experimentan atracción sexual pero sí experimentan atracción romántica. Es decir, buscan a una pareja y aunque no le responden sexualmente, sí desean sentirse más cercanos a esa persona, saber más de ella, compartir cosas con ella".
Jenni se describe como heteroromántica. Y aunque no tiene interés en el sexo, sí se siente atraída a la gente y mantiene una relación con Tim, de 22 años.
Tim, sin embargo, no es asexual.
"Mucha gente me dice que soy egoísta por mantenerlo en una relación en la cual no obtendrá lo que desea y que debería salir con alguien igual a él", cuenta Jenni.
"Pero Tim parece bastante feliz, así que creo que él debe ser quien decida".
Tim, por su parte, dice estar contento, conociendo a Jenni y centrándose en los aspectos románticos de su relación.
"La primera vez que ella mencionó que era asexual, pensé'¡qué raro!'", recuerda Tim.
"Pero después aprendí que no debía hacer suposiciones sobre lo que eso significaba".
"Nunca he estado obsesionado con el sexo. No soy de los que sale en las noches para buscar a alguien con quien tener relaciones sexuales. Sé que eso es lo que hacen muchos, pero a mí eso no me preocupa".
Jenni y Tim no están totalmente exentos de contacto físico porque se abrazan y besan para expresar el afecto que se tienen.
La asexualidad ha sido tema de muy pocos estudios científicos, lo cual ha llevado a especular por qué algunas personas no sienten atracción sexual.
"Hay individuos que definitivamente lo ven como un trastorno y que piensan que si hubiera medicamento 'lo arreglarían', o que debería someterme a una prueba hormonal" señala Jenni.
"Y también hay gente que incluso va más alla, que preguntan si alguna vez fui abusada siendo niña lo cual honestamente no es una pregunta apropiada. Porque además, no fui abusada".
"Pero existe la creencia de que algo está mal en tí", agrega.
Poco entendida
El profesor Carrigan sugiere que la falta de estudios científicos está vinculada al hecho de que hasta antes del lanzamiento de AVEN no existía una comunidad asexual.
"Fue hasta el 2001 cuando la gente pudo comenzar a definirse a sí misma como asexual".El experto subraya que no debe confundirse a la asexualidad con un trastorno que provoca una falta de deseo sexual en la gente.
"Ha habido muchas investigaciones sobre el trastorno de deseo sexual hipoactivo (o inhibido), que es un trastorno clasificado como de la personalidad", señala el experto.
"Es cuando un individuo no experimenta atracción sexual y esto le causa sufrimiento".
"Y ha habido mucha gente que posteriormente fue definida como asexual pero que antes se le había clasificado con el trastorno", agrega.
Todavía, sin embargo, no se logra tener un entendimiento apropiado de lo que es la asexualidad.
La doctora Pam Spurr, experta en relaciones y conducta sexual, admite no haber recibido muchas consultas sobre asexualidad.
"En las contadas ocasiones cuando me han preguntado sobre esto, la gente a menudo se torna increíblemente hermética porque es un tema muy raro", dice.
Agrega que la gente se siente incómoda hablando sobre sus impulsos sexuales, ya sean altos o bajos, pero que la asexualidad en sí misma no es un tema que haya sido ampliamente discutido.
¿Cambio para los "sexuales"?
La cuestión que fascina a Mark Carrigan es qué efecto tendrá en el futuro una comunidad asexual visible en las personas que no son asexuales.
"Por ejemplo, antes de que hubiera homosexuales visibles no había un concepto de heterosexualidad", explica el experto.
"Fue sólo hasta que la gente comenzó a llamarse homosexual cuando tuvo sentido hablar o pensar de la heterosexualidad".
"Si es cierto que hasta el 1% de la población es asexual y cada vez más gente está consciente de ello, ¿habrá un cambio en la forma como la gente 'sexual' piensa en sí misma?".
"Porque por ahora no tenemos realmente una buena palabra que pueda describir a la gente que no es asexual" señala Mark Carrigan


http://www.elnuevodia.com/unavidasinsexo-1177819.html

Estamos en el buen camino

Recientemente, he escuchado en consulta a varios pacientes mencionar o referirse al término asexual. Muchos de ellos, no conocen el verdadero significado o uso del término, y por dicha razón, quise escribir el artículo de hoy refiriéndome a este tema.
Las personas asexuales son personas normales que no sienten deseo por el placer sexual. Dichos individuos, no sienten atracción sexual hacia ninguna persona y no encajan dentro de ninguna orientación sexual definida.
Generalmente, se sienten cómodos estando solos, y aislándose de la gente. Sin embargo, se muestran socialmente activos y necesitan de un grupo de amigos que sepan comprenderles y apoyarles.
Los asexuales tienden a crear un lazo afectivo hacia su pareja (si la tienen), aunque esto no implique el sexo de por medio.
El asexual posee y requiere de las mismas necesidades emocionales que cualquier persona, pero se diferencian en el modo de satisfacer dichas necesidades.
Gran parte de los asexuales experimentan la atracción sexual, pero no sienten ninguna necesidad de exteriorizar dicha atracción. Estas personas, sienten la necesidad de familiarizarse con alguien pero al margen del sexo.
Mientras que unos empiezan por el sexo y luego piensan en conocerse, los asexuales apuestan por conocerse y dejar el sexo en último lugar o incluso renunciar al mismo.
Se calcula que entre el 1 y el 3% de la población total del planeta es asexual. Habitualmente son tratados como enfermos, locos, o incluso, que usan esa condición para encubrir su presunta homosexualidad.
Pese a que existen tratamientos médicos para aumentar el apetito sexual, muchos asexuales se rehúsan a seguirlo, al no considerarlo un problema físico ni psicológico.
Algunos expertos argumentan que la asexualidad puede ser más bien una forma de deseo sexual inhibido. También se han sugerido otras causas entre las que se incluyen abusos sexuales en el pasado, represión sexual (ya sea ésta homosexual, bisexual o heterosexual), problemas hormonales, sublimación o no haber conocido a la persona adecuada.
Hay diferencias entre la gente que se define como asexual, principalmente referidas a la presencia o ausencia de apetito sexual o atracción romántica.
Algunos asexuales pueden experimentar sensaciones sexuales, pero no tener deseo de actuar sobre ellas, mientras que otros intentan conseguir la descarga sexual mediante el coito.
Aquellos asexuales que experimentan atracción romántica, desean generalmente relaciones (que pueden ir de vínculos informales al matrimonio) con su género o géneros preferidos, pero a menudo desearían que dichas relaciones no incluyeran actividad sexual.
Según su orientación, algunos asexuales se definen a sí mismos como heterosexuales, homosexuales o bisexuales, esto está relacionado con el concepto de orientación afectiva.
Estos individuos, desean relaciones románticas, pero se encuentran en una postura difícil, ya que la mayoría de la gente no es asexual.
Dichos personajes, puede que sean capaces de tolerar el tener relaciones sexuales con sus compañeros no asexuales; sin embargo, sus parejas pueden sentirse psicológicamente afectados al ver que son incapaces de resultarle atractivo a su pareja, haciendo difícil la existencia de un romance a largo plazo.
En conclusión, los asexuales tienen distintas alternativas para escoger y poder lograr su satisfacción: llegar a un compromiso con su pareja para tener cierta cantidad de sexo de todos modos, permitir a su pareja tener relaciones sexuales con otras personas, encontrar a alguien que esté dispuesto a tener una relación sin sexo, comprometerse sólo con otros asexuales, o permanecer solos.
Cifras
Se calcula que entre el 1 y el 3% de la población total del planeta es asexual. Habitualmente son tratados como enfermos, locos, o incluso, que usan esa condición para encubrir su presunta homosexualidad. Se han sugerido otras causas entre las que se incluyen abusos sexuales en el pasado, represión sexual, problemas hormonales y otros.
Texto: María Lourdes Dávila
Correo: mloudavila@gmail.com