Follow by Email

martes, 30 de septiembre de 2014

¿Sexo y sexualidad significan lo mismo?

El sexo hace referencia al conjunto de características anatómicas y fisiológicas que hacen diferente al hombre de la mujer. La sexualidad se refiere a las características de comportamiento que hacen parte del género de la persona dentro de una cultura particular.

Definirse asexual en un mundo sexualizado 
Las personas que sienten atracción física escasa o nula hacia los demás, y quieren y pueden vivir sin sexo, se definen como asexuales. Estos evitan intercambiar fluidos ya que no sienten placer en la práctica sexual y expresan el amor sin necesidad de mantener relaciones sexuales. Su intimidad la expresan de una forma más platónica y se diferencian de quienes eligieron el celibato.  
 
El miedo a la diferencia 
 
Aunque en la actualidad hay mayor aceptación a tendencias sexuales diferentes a la heterosexualidad todavía se evidencian rechazos en muchos sectores. Hoy en día, para muchas personas mayores de 45 años es más difícil aceptar otras tendencias. a diferencia de las personas menores de cuarenta. En el contexto urbano existe más empatía pero debido a muchas décadas de considerar a las conductas homosexuales como anormales o pervertidas todavía existen personas con estas perspectivas.  
  
¿Hasta dónde es sano el sexo sin compromiso?
 
«Desde mi experiencia clínica he podido observar que a corto plazo se puede encontrar el placer buscado. No obstante, culturalmente hemos sido formados para la vinculación afectiva y es probable que exista culpa, tristeza e incluso ansiedad en el mediano plazo», asegura Camilo Arbeláez, especialista del Centro de Psicología Clínica Transformando Experiencias. Suele suceder que una de las personas involucradas en una relación sin compromiso no está convencida y lo permita por temor a perder al otro. Además establecer una relación sin compromiso por mutuo acuerdo no limita la posibilidad de generar sentimientos. El deseo de ser valorado y amado por otro es algo que venimos aprendiendo y al no conseguirlo sentimos una gran frustración. 
  
Los factores ambientales y la sexualidad

 
a. Los modelos de aprendizaje en los diferentes contextos sociales -padres, hermanos, familiares cercanos, pares y medios de comunicación- ejercen un papel modelador sobre las personas. A partir de lo que observamos en hombres y mujeres entendemos cuál es el rol masculino y femenino en la sociedad en la que nos desenvolvemos.
  
b. Las instrucciones que las personas ejercer sobre otros influyen en la expresión de nuestra sexualidad. Por ejemplo, una persona que creció en un contexto familiar machista, probablemente va a demostrar comportamientos machistas, ya sea hombre o mujer. 
  
c. Es probable que las conductas que son reforzadas o premiadas se repitan, mientras que las que son castigadas, se disminuyan. Por ejemplo, un hombre que reciba burlas u ofensas cuando le ayuda a las mujeres en temas domésticos, probablemente en una próxima ocasión permita que las mujeres se encarguen de todo.