Follow by Email

lunes, 29 de marzo de 2010

Curioso y confuso

Hace algún tiempo nos planteamos cuál sería el nombre perfecto para identificar a los foristas de Aven. Parece que aún no llegando a ningún acuerdo, Avenitas no resultaba demasiado alejado de nuestros gustos. Ahora, ojo con la denominación, pues parece que existe un colectivo de opuestas características que comparte nomemclatura con nosotros.

El siguiente artículo es una curiosidad que me encontré en Internet.
No dejeis de echarle un vistazo.............!!!!!

http://librossexcode.com/descargas/ArtculosobrelosmaestrosdelaseduccinSEXCODE.doc

Artículo sobre nuestra comunidad

http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0288/articulo.php?art=9322&ed=0288#sigue

Parece que ya nos estamos haciendo algo más visibles. En este enlace podreis leer un breve artículo escrito por alguien que se ha tomado la molestia de informarse en la web de nuestra comunidad.

Así da gusto......!!!!

domingo, 14 de marzo de 2010

The X-Men

Pero no ellos...


Sino nosotros, los asexuales... Así es, en la "ampliación" de la escala de Kinsey sólo aparecemos con una "x", pero ¿qué es la escala de Kinsey? es una escala creada por el psicólogo Alfred Kinsey, que establece siete diferentes grados de sexualidad, tradicionalmente existiendo sólo tres. Evaluando el historial sexual de una persona o los episodios de su actividad sexual en un tiempo dado, se usa una escala desde 0, es decir, exclusivamente heterosexual, hasta 6, es decir exclusivamente homosexual. Proporcionando una gradación en la orientación sexual, estableciendo grados de bisexualidad, siendo muy novedoso para su época por ser el primer estudio que plasmaba tal diversidad y se alejaba de la monosexualidad entonces comúnmente aceptada. En el Informe Kinsey, se usa un grado adicional para la asexualidad. Su primera publicación se hizo en el libro Conducta sexual en el varón (1948) por Alfred Kinsey, Wardell Pomeroy entre otros, que se extendió con el trabajo Conducta sexual en la mujer (1953).

Presentando la escala en el primer tomo del informe dedicado al hombre (aunque también la aplicaría a la mujer) Kinsey escribió:


El varón no es quien representa estas dos poblaciones distintas, heterosexual u homosexual. El mundo no puede ser dividido entre cabras y ovejas. Es un fundamento de la taxonomía en que la naturaleza raramente se enfrenta con categorías separadas... El mundo vivo es continuo en cada uno de sus aspectos. Mientras enfatizo la continuidad de los grados entre las historias de los exclusivamente heterosexuales y los exclusivamente homosexuales, ha parecido deseable el revelar algunos tipos de clasificaciones que podrían estar basados en montones de experiencias heterosexuales y homosexuales, o las reacciones en cada historia... A un individuo le puede ser asignada una posición en esta escala, para cada periodo en su vida.... Una escala de siete puntos está más cerca de mostrar los muchos grados que actualmente existen.

0-Que es completamente heterosexual,

1-Mayormente heterosexual ocasionalmente homosexual

2-Mayormente heterosexual frecuentemente homosexual

3-Bisexual

4-Mayormente homosexual frecuentemente heterosexual

5-Mayormente homosexual ocasionalmente heterosexual

6-Completamente homosexual

X-Asexual

A pesar de que es algo que se limita a la atracción sexual, hay quienes nos consideramos heteroAsexuales, homoAsexuales, biAsexuales, panAsexuales, debido a que tenemos preferencias en cuanto a la atracción emocional, física (o de cualquier tipo que no sea sexual). Yo, por ejemplo, siento atracción exclusiva hacia los hombres ¡Qué lástima! porque el ser biAsexual ampliaría mis posibilidades de encontrar pareja...

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Informe_Kinsey

miércoles, 10 de marzo de 2010

Historias de amor en off

Hay amores que van más allá de lo físico. Aunque la gente no se lo cree, quien más y quien menos ha soñado alguna vez con esa persona, ese alter ego, esa media naranja o alma gemela con quien sentirnos plenos.

Puede parecer que los asexuales no distinguimos el amor de la amistad. Sin embargo, ¿quién no ha sentido amor en su vida? Amor de hijo, amor de hermana, amor de padre...... Todos intensos pero diferentes. Hay quien ama a los animales, hay quien ama la naturaleza, el mar, la música ... Se dice que el amor es algo pasajero, no como la amistad verdadera que es para siempre, pero quién no ha creído alguna vez en el amor.

Si ser asexual tiene alguna ventaja esa puede ser la capacidad que nos da para separar con total claridad el amor de la sexualidad. Mientras que otros confunden sexo con amor, los asexuales cuando amamos, tenemos una percepción diferente de esa emoción. Es por ello que también nuestra vivencia es diferente y surge un vínculo de confianza, complicidad y hermanamiento entre nosotros y la persona amada.

Recientemente, viendo un programa de cine en la televisión, la presentadora describió la relación entre los dos protagonistas de la película que acababan de emitir como “historia de amor en off”. Es un término cinematográfico que yo quiero hoy extrapolar a la vida real porque me parece que describe a la perfección el sentir de los asexuales en el amor.

Yo he sido afortunada por haber vivido al menos una historia así y puedo decir que tal vez sea este el amor más desinteresado, más altruista y auténtico que se pueda sentir. Espero que si ya lo tenéis o lo lográis un día, no lo dejéis escapar nunca como hice yo.

martes, 9 de marzo de 2010

Animales y sexualidad.




Ponencia:http://www.disisex.org/documentos-disidencia-sexual/iii-encuentro/5/maria-j.pdf
“La evolución de la sexualidad humana, una visión desde una antropología crítica”
María J. Rodríguez-Shadow
Dirección de Etnología y Antropología Social-INAH




La directora de Etnología y Antropología Social- INAH, María J. Rodríguez-Shadow, autora de una interesante ponencia sobre la evolución de la sexualidad humana, critica duramente las corrientes androcéntricas que afirman que la heterosexualidad es la condición más natural en el mundo animal, olvidando por completo la diversidad sexual que no es exclusiva del ser humano.



El enfoque teórico que adopta es el constructivismo social, que postula que la sexualidad humana constituye una elaboración cultural que cambia a lo largo del tiempo y en distintas civilizaciones aunque contenga el mismo sustrato biológico. La homosexualidad entre animales machos ha sido observada entre los pingüinos en cautiverio o animales de granja (ovejas), se cree que este comportamiento se desarrolla porque a) alcanzan la madurez sexual en un ambiente en el que la disparidad entre la población de hembras y machos es asimétrica; b) porque la atracción hacia animales del mismo sexo podría estar determinada, entre otras variantes, por un nudo de nervios situado en el hipotálamo, una región del cerebro responsable de la producción de
numerosas hormonas y que condiciona la conducta sexual.


La homosexualidad entre hembras ha sido advertida a su vez entre las elefantas, las gaviotas, las marmotas y las canguras. Entre los mamíferos existen especies intersexo (no hermafrodita), entre estos se encuentran muchas especies de venados, los puercos de la islas del Pacífico sur, los grizzlys y los delfines. En las hienas moteadas, las hembras tienen también un pene, a través del cual pueden orinar y dan a luz. El tejido del pene es eréctil y producen erecciones como señal de sumisión. En los monos arañas y los monos lanudos, el clítoris es tan largo que semeja un pene.

Entre los animales transgénero (no transexuales) el más complejo es el colibrí que tiene machos masculinos, machos femeninos, hembras femeninas, hembras masculinas; otros como el hooded warbler pueden ser más enigmáticos, se dan casos en el que un macho femenino puede ser gonadalmente macho pero se empareja con un macho para la anidación.


El travestismo también existe en los animales, algunos machos de papamoscas

cerrojillo, el halcón europeo, la serpiente que se llama red-sided garter, se “visten” como hembras, ya sea modificando la ubicación de las plumas o el acento de las feromonas y logran “engañar” a sus compañeros.

Del mismo modo, se han descritos comportamientos asexuales en animales de granja, que se manifiestan por un total desinterés por la actividad sexual sin causa aparente.

¿Por qué los organismos han evolucionado para reproducirse sexualmente en lugar de simplemente crear clones, dividirse o utilizar otros medios no sexuales? Desde la biología la respuesta es porque la reproducción sexual crea variación genética en la descendencia, promueve la propagación y transmisión de rasgos ventajosos, crea genotipos novedosos más rápidamente, incrementa la resistencia a los parásitos, alienta la desaparición de genes defectuosos y aumenta el ritmo de la evolución.




La respuesta a esta pregunta, si se le formula a Morris o a Geary es para que hombres y mujeres se dediquen cada uno a las actividades señaladas por la naturaleza, ellos a cazar o ganar el pan, esto es, a ser los proveedores; ellas a tener y cuidar los hijos; en cambio, si la contesta Diamond, dirá que porque el sexo es divertido, la simple búsqueda del placer.

¿Y como encaja, por ejemplo, la homosexualidad en las ideas acerca de la evolución humana? Esta es una pregunta que ni Morris, Geary o Diamond se hacen porque están instalados en una rígida visión heteropatriarcal del panorama de la sexualidad humana.



Una perspectiva que es ciega a la realidad biológica de la diversidad de expresiones de género y orientaciones sexuales. Sin embargo, si se les pregunta a dos de las más famosas biólogas contestaran que la homosexualidad, puede tratarse de una condición adaptativa a situaciones especiales. Ésta y otras variaciones que de ninguna manera son padecimientos que deban ser medicalizadas, porque no son dolorosas, ni incapacitantes, ni constituyen una anomalía médica que tenga que ser “curada,” y no son defectos o enfermedades genéticas, se trata de una condición tan común que rebasan los criterios numéricos que ordinariamente se han requerido para que ese comportamiento sea calificado como enfermedad.


La austera configuración dual, la estructura binaria de los-hombres-son-de-Marte las-mujeres-de-Venus deja fuera del escenario la creativa diversidad que se ha producido en diferentes tiempos y culturas y que, a mi manera de ver tras lo aquí expuesto, viene legitimada desde nuestra naturaleza animal ¡¡¡Una vez más, la respuesta está en la naturaleza!!!

miércoles, 3 de marzo de 2010

¡Qué bueno que soy asexual!


Hablando de crisis… He llegado a la conclusión de que el sexo es demasiado caro para mí y no puedo darme el “lujo” de practicarlo. Afortunadamente, soy asexual y prescindo de él sin ningún problema.

Me doy cuenta de que los sexuales gastan muchísimo. Tienen necesidades que nosotros los asexuales no tenemos (al menos, los que no somos sexualmente activos). Para un encuentro sexual, entre otras, cosas se debe invertir en:

- Lencería sexy
- Anticonceptivos/condones
- Depilaciones frecuentes
- Hotel (si no hay otro lugar)

Y con el tiempo se pone peor porque como hay que darle “variedad” a la relación para que no se apague la llama de la pasión, pues también se debe invertir en velas aromáticas, más lencería sexy, juguetes sexuales, películas eróticas, disfraces (de mucama, profesora, enfermera o cualquiera que se incluya en la fantasía), cena romántica con vino, clases y cursos para que los niños se vayan de la casa… Por eso digo que no hay nada como ser asexual en épocas de crisis.

No puedo con la crisissss

SI USTED TIENE UN GATO O UN PERRO...
ENSÉÑELES COMO AFRONTAR LA CRISIS, ELLOS TAMBIÉN DEBEN APORTAR A LA CASA…



¡YO ESTOY TRATANDO DE HACER LOS MISMO CON MIS MASCOTAS!
...aunque el gato SE PASÓ de dramático .