Follow by Email

jueves, 29 de diciembre de 2011

¿Humor o drama?



La ONU acaba de finalizar la encuesta más grande e importante de su historia.
La pregunta fue:'Diga honradamente qué opina de la escasez de alimentos en el resto del mundo, por favor'
Los resultados no han podido ser más desalentadores.
La encuesta ha sido un total fracaso, porque:
* Los europeos no entendieron qué significaba 'escasez'.
* Los africanos no sabían qué eran 'alimentos'.
* Los israelíes no entendieron qué quería decir 'por favor'.
* Los estadounidenses preguntaban qué significa 'el resto del mundo'.
* Chinos y cubanos pedían que les explicaran qué significa 'opina'.
* Y en los Parlamentos argentino, colombiano, chileno, boliviano, peruano, brasileño y venezolano, se sigue debatiendo al día de la fecha qué coño es eso de 'honradamente'.

lunes, 19 de diciembre de 2011

FELICES FIESTAS 2012


video


Este video es el anúncio de una película infantil, pero me pareció bonito para aportaros un poco de color en estas fiestas que comienzan.


Espero disfruteis de estos simpáticos pajaritos y de su ternura.


Paz y amor para todos en el año que llega.


Gracias por estar ahí.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Asexualidad, ¿una moda?

Bandera símbolo de la asexualidad




Actualmente esta teniendo lugar un gran movimiento sexual. No se trata de orgullo gay, ni matrimonio gay. No se trata de relaciones sexuales entre los ancianos. Ni siquiera es una agenda oculta de Viagra de lo que estoy hablando. A pesar de lo que los latinos podamos pensar, en todo el mundo hoy en día se desarrolla un movimiento por el asexualismo, me refiero a personas asexuales, que es aquel que no tiene ningún interés en tener relaciones sexuales.




Ejemplo de un caso de estudio: Ingrid tiene 25 años de edad y lleva una vida saludable y vibrante. Tiene un trabajo satisfactorio como enfermera registrada, le encanta nadar, y se encuentra en una nueva relación de 7 meses. Lo que es único acerca de su relación es que ni ella ni su novio están interesados en tener relaciones sexuales entre ellos o con cualquier otra persona. Son lo que ellos mismos describen como "asexuales", y donde muchos médicos y psicólogos llaman a esto un problema que necesita ser tratado


Ingrid y su novio, sienten que esa es su forma de ser, que no hacen dano a nadie y que no hay nada malo en ello.


- Ingrid "No hay absolutamente nada de malo en nosotros. Solo sucede que ni Oscar ni yo nunca hemos experimentado atracción sexual. No es que yo soy una mujer que acostumbre a disfrutar del sexo y ahora no. Que bien podría ser algo hormonal. En mi caso , nunca he tenido una atracción sexual por alguien, hombre o mujer. Me gusta acurrucarme con mi novio, salir con él, y hacer todas las otras cosas que hacen las parejas sexuales.


"Salir del Closet"


Curiosamente, parece que Ingrid y su novio no están solos. Lo que antes era algo que muchas personas mantenían en privado ahora está saliendo del armario y los miembros están felices de finalmente poder encontrarse y definirse a sí mismos como asexual.La asexualidad se está convirtiendo en una nueva orientación sexual. El creciente debate Por supuesto, hay un creciente debate en la salud mental y la comunidad médica sobre el término asexual.Algunos profesionales creen que las personas que no les importa el sexo están experimentando un problema físico, emocional y hormonal. Hay muchos que definen a los humanos como "seres sexuales", sexbians que normalmente deben desear una relación sexual con sus parejas".


¿La prueba positiva?


Las personas que son asexuales se sienten que esto es incorrecto, y que es sólo el esfuerzo de los profesionales médicos para decirles lo que está mal con ellos a fin de corregirlos. ¿O es sólo por ignorancia que muchos profesionales no conocen sobre esta comunidad de personas.Pero poco a poco las cosas están empezando a cambiar. En un estudio realizado por Anthony Bogaert, un psicólogo y experto en sexualidad humana en la Universidad Brock en St. Catherine, Ontario se llego a la conclusión de que 1 de cada 100 adultos eran asexuales. Que se puede definir como el 1% de la población que no está demasiado lejos del 3% de la población que es gay.


¿Célibe o asexual?


Las personas que son asexuales quieren que se sepa que hay una diferencia concreta entre el celibato y la asexualidad. Alguien que es célibe es una persona que ha elegido no tener relaciones sexuales - los asexuales no han tomado esa decisión. Al igual que el heterosexual no eligió ser atraído por el sexo opuesto o el homosexual no eligió ser atraído por el mismo sexo - no tiene el asexual de hecho una elección - es sólo la forma en que siempre han sido.


¿Es esto algo nuevo?


Lo único nuevo de la asexualidad es el hecho de que por fin hay algunos estudios académicos y de investigación sobre el tema y por lo tanto, está recibiendo más atención los medios de comunicación y por lo tanto la atención del público. Todo parece indicar que desde hace tiempo, décadas atrás o incluso siglos siempre han existido personas que se han sentido así, que han sido asexuales, lo que ha sido algo que se ha mantenido oculto, pero no es nada nuevo. Quizá el ejemplo más antiguo de un personaje asexual pueda encontrarse en el personaje mitológico de Hipólito, que evita a las mujeres y dedica su vida a la castidad. Mas recientemente Howard Phillips Lovecraft un escritor norteamericano y el famoso Isaac Newton uno de los científicos mas influyentes que han existido en la humanidad.


domingo, 4 de diciembre de 2011

El 36% de los jóvenes Japoneses son asexuales



Según datos del Gobierno Japones entre una tercera parte de hombres y dos terceras partes de las mujeres jóvenes en Japón no tiene ningún interés o simplemente no le agrada el sexo.
El Gobierno Japones lleva cada 5 años una encuesta a la población sobre la actitud de esta hacia el sexo y el matrimonio. Quizá tenga que ver el hecho de que japón es el país con mayor envejecimiento en el mundo. Sin embargo, los hallazgos recién publicados demuestran un alejamiento de ambos géneros mayor a lo que se esperaba.
La encuesta mostró que 61% de los hombres no casados de 18-34 años no tienen novia o pareja, mientras que en el caso de las mujeres es el 50 % de estas. Se trata de un incremente del 9.6% respecto a los datos de 2005. Así mismo un 45% de ambos géneros declaro no estar muy entusiasmado por salir con alguien del género opuesto, ojo no significa otra cosa solo que prefieren estar con sus amigos o cosas así no pienses mal. Ya ven y ustedes que se quejaban de ser forever’s alone’s
Pero parece que si bien no quieren salir unos con otros, el 86% de los hombres y el 89% de las mujeres contestaron que desean casarse, aunque citan a las cuestiones económicas como su principal impedimento para hacerlo. Claro quizá conocer gente también podría ser un factor para no hacerlo, digo si no quieren ni verse como diablos piensan casarse.
En cuanto al interés de los más jóvenes sobre el sexo se encontró que al 36% de los jóvenes de 16-19 años no le interesa o le disgusta el sexo, un incremento del 19% en tres años mientras que en las mujeres el incremento fue del 12% al 59%. Vaya los adolescentes de México deberían aprender algo.
Que significa esto o que hacer para corregirlo, pues por el momento nadie ha hecho nada, aunque si ha llevado a mucho debate y burlas en la isla. La creación del termino de Hombres Herbívoros para aquellos que no gustan de seguir mujeres, por parte de la tv se ha hecho con motivo de burla hacia aquellos hombres. Sin embargo, la principal causa pareciera ser la búsqueda de perspectivas demasiado altas en principalmente en el ámbito económico, lo que lleva a un polaridad. O el hecho de que aquellos al final de sus veintes son considerados como malos prospectos como pareja o matrimonio, dicen que el pastel de navidad como las mujeres después del 25 ya no sirven. Mientras que los políticos y medios acusan a la minoría que gusta del coleccionismo solitario de Animes, o figuras y muñecas de estos problemas.


Entonces ya lo saben si van la isla del Sol naciente en busca de pareja quizá sea mucho más difícil de lo que esperan ya ni se diga de un rato de locura.



miércoles, 23 de noviembre de 2011

Sin sexo, gracias




Una web de citas de EE UU junta a personas que buscan relaciones que no terminen en la cama.

"La web es ejemplo de un movimiento que rechaza el coito. Se definen como 'asexuales"


Una noche loca de sexo desenfrenado hasta el amanecer representa en la sociedad actual lo más parecido al paraíso en la tierra. Y para muchos es un infierno. Le ocurre a Laura Brashier, peluquera californiana de 50 años que como tantas mujeres sufrió un cáncer de cuello de útero (el segundo cáncer más frecuente en mujeres de todo el mundo). Pasó hace doce años y Laura ganó la batalla a la enfermedad, pero su cuerpo nunca fue el mismo. «Seguía siendo la misma mujer apasionada, pero realizar mis funciones sexuales me resultaba tremendamente doloroso». Sin poder llegar al coito por las secuelas físicas que le dejó la terapia, entablar una relación duradera con alguien le suponía un obstáculo insalvable. Hasta que se bloqueó y se refugió en sí misma. Un buen día, pensó que no era la única en quedarse en la casilla de salida, y surgió una idea: juntar a los que, como ella, estaban fuera de la ecuación del sexo, que no del amor. Poco después fundaba 2Date4Love.com (to date for love -citarse para amar-), una red social para personas que no pueden o no quieren practicar sexo.

En unos meses ha conseguido miles de suscriptores afectados por diversas dolencias físicas o psíquicas que les alejan de las relaciones sexuales. Al menos, del coito. Afectados por tratamientos, operaciones, traumatismos... Se apuntan al servicio, reciben peticiones de citas y se encuentran con otros similares a los que no tienen que explicar que no podrán acostarse con ellos ni atormentarse con la casi certeza del rechazo. Funciona a la manera de otras webs como 'Meetic' que emparejan a personas con perfiles compatibles para reunirlas en encuentros que podrán terminar en el cine, en un paseo o en un altar, pero no entre las sábanas.
A pesar de la importancia del sexo en la sociedad (es, entre otras cosas, el arma más potente de la publicidad), hay muchos que lo consideran sobrevalorado. Desde hace años prolifera una tendencia que, como tantas nació en Estados Unidos, y que reúne a miles de personas que se declaran asexuales. Según cuentan, están los heterosexuales, los homosexuales, los bisexuales y ellos. Se confiesan herederos de aquello que en los 80 y 90 se llamaba Deseo Sexual Inhibido y Deseo de Desorden Sexual Hipoactivo. Es decir, que ni tienen ganas de 'encamarse', ni les importa. En sus webs aseguran que son en torno a un 1% de la población.


Sexo no deseado


¿Se trata de una opción personal o la consecuencia de un desorden psicológico? «No sé si no desean el sexo o no quieren desearlo», aclara Natalia Rubio, sexóloga, psicóloga, presidenta de la Asociación Estatal de Sexualidad y Discapacidad, que advierte de la visión «'coitocentrista'» de lo erótico. «La sexualidad no está solo en los genitales, sino en las relaciones personales y en aprender a disfrutar de todo el cuerpo con otras manifestaciones como las caricias, las masturbaciones...». Cada vez hay más discapacitados que buscan en la consulta de los sexólogos el camino al placer en pareja. «Aquí aprenden a aceptar sus limitaciones y a conocer todo su cuerpo», explica Rubio, que no ve claro ese concepto de 'asexual': «Una cosa es no tener hambre y otra muy distinta no tener ganas de comer tal o cual cosa». La clave está, según la experta, en que determinados modelos sexuales -muchos de ellos derivados de la industria del porno- generan frustración en la persona. «Imaginas todos esos coitos, esos cuerpos ideales de la muerte, los orgasmos inacabables, las erecciones eternas... Ahora te pones a ello y te crea una frustración. Si no lo entiendes, rechazas ese modelo. Esa gente no está rechazando la sexualidad, sino algunos tipos de sexualidad».

Los damnificados son legión. Según el Estudio español sobre Hábitos, Preferencias y Satisfacción Sexual en estudiantes universitarios, los índices de insatisfacción por dificultades orgánicas en relaciones coitales arranca en el 7% en los más jóvenes y aumenta con la edad. A partir de los 35 años pueden llegar a entre el 11 y el 13% y a partir de los 40 años supera el 16%. Cuando una persona no 'cumple' con los cánones, tiene varias opciones. La más común es callarse y sufrir; la siguiente, acudir a la consulta de un sexólogo con una frase en la boca: «No somos normales». La cuestión es saber cuál es la norma. «No es lo que dice la televisión obviamente». Con 40 años, un matrimonio que lleva 20 años juntos visita preocupado al médico porque tienen dos coitos al mes... «Y eso es perfectamente normal».



viernes, 18 de noviembre de 2011

Agradecimientos

Acabo de enterarme, soy lenta lo se, de que gracias a vosotros y vosotras hemos sido nombrados Blog del mes en Aven.
Es para mi un gran honor y me causa una enorme satisfacción poder contribuir en algo a la noble causa de dicha web desde nuestro humilde granito de arena.
Aven es mi casa y allí encontre gente estupenda. Llevo tiempo como vagabunda, perdida en mis asuntos, pero nunca voy a dejar de llevarla en mi corazón y a ella volveré muy pronto, espero.
Aún tengo que cumplir la promesa de publicar una novela sobre la asexualidad, ya está escrita!!!!

Gracias de nuevo por participar y hacer esto posible.
GRACIAS AVEN.

Ideología de género

HEMOS tardado lo suyo en comprender las intenciones de la expresión que da título a este escrito. Ya se sabe que el rechazo de algo se conjura con un nombre confuso y, hasta que todo el mundo comprende lo que significa, da tiempo a dar leyes que de otro modo no hubiesen colado. La ideología de género es ardua. Freud, que estaba curado de espanto por sus propias teorías, se hubiera llevado las manos a la cabeza de haber tenido noticia de ella, incluso la hubiera incluido entre sus histerias sexuales o sus sexualidades histéricas, da lo mismo. Una actividad natural que se desarrolla entre las piernas y el cerebro, y que ofrece pocas novedades desde nuestros tatarabuelos los australopitecos, ha terminado en el catálogo del pensamiento político pobre. El tratado freudiano sobre las políticas sexuales hubiera sido enjundioso. El sexo, por lo que se adivina, tiene ideología y, por extensión, la sexualidad. Desde que las mujeres votan, el sexo femenino es de izquierdas; el masculino, de derechas. No es que sea así, pero así es la política: sostener un error hasta que parezca un acierto. Debería ser al revés: la mujer es receptiva y se queda embarazada, lo que le despierta instintos conservadores para criar bien y en paz a sus hijos. Por el contrario, el hombre es posesivo y agresivo (ambos términos en el mejor sentido natural) para conquistar el bastión femenino, doblegar su poder y descubrir el secreto de su sexo escondido, cualidades todas revolucionarias. La desacreditada ingeniería social hace aún estragos en el pensamiento débil. Quién sabe si, a fuerza de insistir con políticas de ideología de género, conseguimos elegir deseos y objetos del deseo, u optar por la asexualidad, que sería lo más cómodo, para ahorrarnos el esfuerzo de sublimar pasiones. Por añadidura, el hombre se deja ganar por la belleza física; la mujer también, pero tiene inconscientemente en cuenta que la descendencia sea sana y fuerte y, el padre, inteligente y hábil para procurarle alimento a ella y a sus hijos mientras esté criando. Otra incógnita de la ideología de género es que las tendencias sexuales apoyadas por la izquierda como progresistas son todas de la derecha más conservadora, tanto más cuanto más bajo sea el nivel cultural. Un nivel cultural alto es progresista por sí mismo, y las revoluciones y los avances de todo tipo partieron siempre de una aristocracia. La sexualidad popular, y no digamos la de la plebe, es de la derecha más elemental. En verdad, la que es de derechas es la naturaleza, por eso es tan necesaria la ideología de género, una política para intentar el imposible de erradicar atavismos e instintos, aunque sea en falso y vuelvan a su cauce en cuanto los ingenieros sociales pierden las elecciones. Lo que haya en el cerebro y entre las piernas de los políticos es un misterio.

http://www.diariodejerez.es/article/opinion/1011965/ideologia/genero.html

lunes, 31 de octubre de 2011

Asexualidad, silenciosa revolución del erotismo



María Elena Moura
Para unos es un trastorno, para otros una orientación; lo cierto es que la asexualidad o falta de deseo libidinal gana adeptos en todo el mundo ante la curiosidad e intriga de expertos y población general.
El valor que la sociedad moderna da a la sexualidad es muy alto: muchas campañas de publicidad y artículos de consumo se basan en ella, y es innegable que buena parte de nuestras conversaciones e ideas a lo largo del día se relacionan con la seducción, el atractivo y la búsqueda del contacto íntimo.
Pero en medio de esta vorágine hay un grupo de mujeres y hombres de distintas edades cuya tendencia, si bien no es nueva, adquiere notoriedad por su peculiar postura ante los perseverantes llamados de Eros: son asexuales.
Cierto, pueden considerarse minoría, pero son más numerosos de lo que podríamos imaginar en primera instancia, ya que un estudio dirigido por el psicólogo Anthony Bogaert, de la Universidad de Brock en Ontario, Canadá, indica que entre 1 y 3% de la población mundial presenta esta condición.
De esta manera, si tomamos en cuenta sólo a los 3,000 millones de humanos en edad laboral que se estimaban en 2005, 30 a 90 millones de ellos serían asexuales. Y para aclarar más este panorama, sirva como referencia recordar que la comunidad homosexual constituye 4% de los habitantes del planeta.
¿Preferencia, trastorno, pudor...?
Por supuesto, muchos nos preguntamos si las personas asexuales sufren alguna disfunción, o bien, si su actitud hacia el erotismo depende de algún acontecimiento traumático, problema psicológico, incapacidad para conseguir pareja y/o postura moral o religiosa (celibato). La respuesta es no.
"Hay quienes sencillamente no experimentan interés sexual alguno. A diferencia de la mayoría de la gente que siente atracción hacia el género opuesto, el mismo o ambos, los individuos asexuales no tienen ningún tipo de deseo erótico”, comenta el profesor Anthony Bogaert, y añade: “Pero lejos de que esto les cause algún conflicto, este grupo se declara sumamente feliz, y ello es lo increíble del caso”.
Es importante señalar que si bien hay suficiente evidencia sobre personas que presentan aversión al contacto íntimo por sufrir abuso sexual, problemas psicológicos, educación represiva u otros factores, la historia particular y testimonios de quienes se asumen como asexuales deja en claro que se trata de sujetos que nacieron así.
En este sentido, Geri Rich Jones, escritora y comediante de origen británico que funge como portavoz de este grupo, señala: “Me esfuerzo por lograr la comprensión en un mundo donde el sexo es fundamental, y sé que no estoy sola, pues he conocido a mucha gente como yo, en persona o por Internet [...]. A la mayoría de nosotros nos desagrada ver la televisión por su alto contenido erótico, y no es que queramos ver monjas, sino que la presencia de la sexualidad es tan abrumadora como una gran pausa comercial”.
“Asexualidad es haber nacido sin sentimientos sexuales, pero no quiere decir que no tengamos emociones. Nos enamoramos como los demás (no dejamos de pensar en esa persona y queremos estar con ella todo el tiempo), pero en lugar de fantasear con tener relaciones, nos imaginamos abrazados, caminando de la mano en el bosque o intercambiando besos en la mejilla”, explica la artista, ahora radicada en Holanda.
En este mismo sentido, el célebre cantante de rock Steven Patrick Morrissey, que ha manifestado su aversión a la vida sexual en repetidas ocasiones, suele incluir en sus canciones letras con imágenes plagadas de amores platónicos, distantes y ambiguos, acompañados de frases contundentes como: “no puedo imaginar a mi cuerpo respondiendo a un estímulo sexual” o “la mayoría de la gente tiene el cerebro entre las piernas”.
En busca de un lugar
Ante las evidencias, los investigadores que se han ocupado del tema creen que las personas asexuales tienen impulsos eróticos casi nulos debido a desajustes hormonales o neuronales, sin dejar de lado la teoría de un posible origen genético, pues se han registrado casos de ausencia de actividad sexual en diversas especies animales.
No obstante, hasta el momento los expertos coinciden en que “los asexuales parecen caracterizarse más por un escaso deseo y excitación que por bajos niveles de comportamiento sexual o altos índices de represión”, como indican las conclusiones de un análisis realizado por el Instituto Kinsey, en Estados Unidos, y ante tales circunstancias no hablaríamos de una disfunción, sino de una orientación que por sí misma no provoca angustia ni desorden emocional.
Mientras los estudios avanzan y nos ofrecen una explicación más certera, los defensores de esta condición forman organizaciones como la internacional Asexual Pals, cuyos integrantes buscan que su forma de vida se reconozca tan sana y respetable como cualquier otra, o bien, se valen de las nuevas tecnologías para fundar espacios como el sitio Perspectiva Asexual y Red de Educación (AVEN, por sus siglas en inglés), que ofrece la oportunidad de ser un punto de reunión en Internet y brinda orientación psicológica.
Como dato curioso, sirva señalar que el movimiento asexual ya cuenta con una bandera que lo distingue, formada por cuatro franjas horizontales de igual proporción que, de arriba hacia abajo, son de color negro, gris, blanco y morado.
Finalmente, debemos enfatizar que las principales dificultades que padecen o han sufrido las personas sin deseo libidinal, como es de esperarse, surgen al involucrarse sentimentalmente.
Dado que la mayoría de la gente da por sentada la actividad erótica como parte de la vida en pareja, algunos asexuales toleran las relaciones íntimas para mantener el vínculo, aunque de forma conflictiva, ya que su contraparte se siente frustrada por su escasa actividad sensual.
Para ejemplificar lo anterior, basta estudiar la biografía de algunas celebridades que han sido asexuales o se cree que lo han sido, como el físico inglés Isaac Newton, los escritores Franz Kafka (checo) y Paul Bowles (estadounidense), el músico polaco Federico Chopin y el pintor español Salvador Dalí, quien declaró que “el sexo no era para él”, pese a sostener larga relación con su musa Gala, con la que nunca tuvo encuentros íntimos, aunque toleraba que los disfrutara con otros hombres.

Asexualpedia



Asexual heterorromántico/a



El heterorromántico es un tipo de asexual que, a pesar de serlo, puede sentir atracción romántica hacia las demás personas, en este caso, del sexo opuesto.
Junto con los homorrománticos, forman parte del grupo de asexuales que son capaces de enamorarse, aunque no de sentir placer ni atracción hacia las prácticas sexuales.
Los hay que buscan pareja y que encuentran un/a compañero/a sexual con el que tienen que ceder y acordar prácticas sexuales. Claro está, esto sólo sucede con aquellos asexuales que tienen tolerancia a dichas prácticas aunque no sientan nada.
También existen asexuales que logran hacer pareja con otro/a asexual, aunque en menor porcentaje. Éste es el sueño de cualquier asexual romántico, pues los que no tienen esa suerte, suelen acabar solteros.

lunes, 24 de octubre de 2011

Represión de la sexualidad: la causa de muchos males

Por Patricia Espinoza
psicoterapeuta

*La raíz de muchos de los males que aquejan a la sociedad contemporánea es la negación de la sexualidad natural. Cuando esta es reprimida, negada o vivificada, los deseos e impulsos naturales quedan atrapados en una zona intermedia del subconsciente, rebotando de un lado a otro, afectando adversamente la formación del carácter, creando tensión, alimentando fantasías, degenerándose poco a poco hasta que, cuando finalmente emergen al exterior, lo hacen como impulsos degenerados, destructivos, en búsca de una reivindicación, de libertad, de una salvación enfermiza.
En la mayoría de los casos, la identidad personal se desarrollará en base a la sexualidad natural. En otros, la capa de represión intermedia es percibida como fuente de maldad, de inestabilidad emocional. En casos específicos, sin embargo, la represión sexual consigue neutralizar y ocultar la sexualidad natural al punto que los impulsos sexuales no llegan a la plena conciencia, sino son reprimidos y transformados por la barrera intermedia en su opuesto. De ahí surgen identidades sexuales secundarias y opuestas a la identidad sexual natural.
La inmensa mayoría de las personas son, por naturaleza, heterosexuales. Pero también hay quienes son, por naturaleza, homosexuales, bisexuales y asexuales. Cuando los impulsos sexuales de estas personas son reprimidos, surge una identidad contraria a la naturaleza sexual original.
Por lo tanto, la represión sexual nos afecta a tod@s, no importa cuál sea la orientación sexual natural. Su efecto consiste en crear un área intermedia en el carácter que altera los impulsos sexuales naturales y positivos que emergen del núcleo psicológico y emocional y los transforma en impulsos secundarios, dañinos y corrompidos. Cuando la represión es extrema, los impulsos originales son tan reprimidos que no llegan al nivel de la conciencia, sino que son transformados en impulsos opuestos a sí mismos, generando una identidad opuesta al impulsolsexual original.
Para evitar lo, hay que reconocer que la orientación sexual natural del ser humano tiene distintas vertientes. Todas válidas. Lo importante es que se reconozcan y se provea a cada niñ@ el ambiente social en el que se pueda desarrollar plenamente en base a su propia naturaleza sexual. Si esa naturaleza es heterosexual, pues que se desarrolle como heterosexual. Si homosexual, como homosexual. Si bisexual, como bisexual. Si asexual, como asexual. Lo importante es reconocerle y proveerle ese espacio de soberanía personal, desde el nacimiento hasta la muerte, donde se pueda desarrollar en base a su naturaleza y sus determinaciones.
Respeto e informacion son la base para mejorar como sociedad. Así garantizaríamos una libertad real, esa soberanía personal que cada ser humano, a lo largo y ancho de toda su vida ,debe poseer.

Ese es el gran reto.

*Especialista de Inppares
informes@inppares.org

http://www.larepublica.pe/21-10-2011/represion-de-la-sexualidad-la-causa-de-muchos-males

lunes, 17 de octubre de 2011

Sexy News

De nuevo horrorizada ante semejante artículo. Que nadie se preocupe ya he dejado mi comentario y con él mi disconformidad ante las afirmaciones que hacen.


Para nada me siento identificada con la "definición" que pretenden dar de asexualidad puesto que, afortunadamente, nunca he sufrido trauma sexual alguno.


Sin embargo, me ha dado que pensar y he llegado a la conclusión de que tal vez la asexualidad como concepto ha surgido de cierto inconformismo en el terreno sexual. Desde los albores de la revolución sexual, mujeres y hombres han tenido acceso a más y mejor información sobre el tema y ya nadie se quiere conformar con la simple cópula y el satisfacer a la pareja. Tal vez la curiosidad por descubrir las delicias que muchos predican nos ha hecho reflexionar sobre nuestro propio disfrute y las cosa que nos lo proporcionan. Como consecuencia, también y de la misma manera, muchos hemos descubierto que para nosotros y nosotras el sexo es otra cosa, cada quien le pondrá el calificativo que prefiera.


De todos modos, aquí va el artículo en cuestión para que podais opinar.






Damos por supuesto que todas las personas somos sexuales y que muchas de nuestras actitudes y razonamientos giran en torno al sexo como idea principal de nuestra vida. Y, ciertamente, esto es verdad para la mayoría de la gente para los que el sexo es placer, deseo, amor… Pero, aunque nos parezca mentira, hay un sector de hombres y mujeres para los que el sexo no es nada.
Se trata de personas que no sienten ni tan siquiera atracción sexual, así que no podemos definir esta manera ser asexual como una opción sexual. De hecho, psquiatras y psicólogos lo sitúan más bien dentro del espectro de los trastornos personales.
Una de las principales causas de que una persona acabe siendo asexual se puede encontrar en su pasado, especialmente en una educación represora o en un trauma sufrido en la juventud. Su comportamiento, pero, despierta una duda importante: ¿puede un asexual vivir en pareja? Sin duda, su compañero deberá tener muy claro que podrán tener una relación romántica pero no de deseo y de pasión.
En el caso de querer vivir con alguien, una persona asexual debe plantearse el dejar que su pareja pueda tener relaciones con otro o, la otra opción más cómoda para garantizar una convivencia plácida, comprometerse con alguien que tenga los mismos sentimientos respecto al sexo.
No podemos acabar sin señalar que para muchos expertos la asexualidad total no existe, ya que el rechazo al sexo implica ya de por si un posicionamiento en relación a la sexualidad.
+ Info:http://www.sexologia.net/
http://rumbacaracas.com/noticias/2011/10/10/puede-haber-personas-asexuales/

sábado, 8 de octubre de 2011

La asexualidad

Este artículo se publicó en verano de 2009 en la revista digital enfemenino.com. Desde entonces hasta ahora son muchos los artículos sobre el tema, algunos de ellos ya han sido incluidos en este blog. A mi modo de ver, creo que si establecemos la comparativa tal vez descubramos una pequeña evolución en positivo acerca de lo que se sabía y creía y lo que se sabe hoy por hoy.
Estas son algunas de las cosas que se decían sobre el tema hace un par de años.

La asexualidad, un fenómeno cada vez más frecuente, gana terreno ante una sociedad 100 % sexual: las asociaciones, la labor de los sociólogos, los movimientos «antilibido», etc. Esta ausencia de deseo sexual ya no alcanza sólo a casos excepcionales. Y, sí, hay muchos que lo dicen alto y claro: no les gusta hacer el amor. A continuación, te descubrimos una nueva forma de abstinencia.
¿Quiénes son los asexuales?
Son abstinentes sexuales voluntarios. Hombres o mujeres que no son ni marginados ni fanáticos, sino que simplemente nunca sienten atracción sexual por alguien. Y que, más o menos, lo asumen. Evidentemente resulta difícil saber cuántos son, pero hay estudios que evocan la asombrosa cifra de un 1 % de la población mundial.
Entre los asexuales se distinguen dos grupos de personas: los que realmente no sienten deseo ni tienen necesidad y los que reprimen el deseo y las ganas. Mientras que los primeros pueden ser felices, los segundos permanecen frustrados.
El origen del fenómeno
Factores como el exceso de pornografía, una década de 1990 demasiado freudiana (todo es sexual), el rechazo a la dictadura del placer o la desacralización del sexo, que ha pasado de ser un secreto a la pura exhibición, son factores que han fomentado sin duda alguna el nacimiento del movimiento asexual para el que la abstinencia no es algo de lo que avergonzarse, sino algo de lo que enorgullecerse, un derecho a reivindicar. En Estados Unidos, un joven de 24 años ha fundado un movimiento: la A-pride attitude (la actitud del orgullo asexual). Y su web, Aven, recibe cada vez más visitas.
Causas psicológicas
Parece ser que esta ausencia del deseo sexual surge en la infancia, entre los 6 y 10 años. Lo que se conoce como el período de latencia. A esa edad, el niño deja de interesarse por la sexualidad (después de preguntar sobre el tema con insistencia). Este desinterés por el sexo finaliza con el inicio de la adolescencia. Pero para algunos, dura toda la vida. Suelen ser, por norma general, individuos que rechazan crecer o que, sometidos a una presión moral muy importante, tienen miedo a sus fantasmas y prefieren reprimirse.
La asexualidad en lo cotidiano
Los asexuales no hacen el amor, pero se pueden masturbar (sobre todo los hombres), no como respuesta a un estímulo, sino por necesidad fisiológica. En general, la asexualidad dura toda la vida en aquellas personas que realmente no sienten deseo sexual alguno. Para las que simplemente reprimen inconscientemente sus deseos, podría serles de utilidad someterse a una terapia que les permita despertar de nuevo la libido que tan dormida tienen.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Naturaleza e identidad en la Transexualidad

Tal vez parezca fuera de lugar este artículo en un blog que trata de aportar todos los datos e informaciones disponibles actualmente sobre la asexualidad, sin embargo, considero muy interesante e importante dar a conocer de forma sencilla pero veráz todo aquello de lo que la gente evita hablar sobre la sexualidad humana. Me consta además que entre las personas que componemos esta pequeña comunidad asexual hay muchos transexuales o intersexuales. Para ell@s y para tod@s va esta publicación.


La naturaleza es nuestra componente biológica o animal. Generalmente se define como XX o XY, pero no siempre; también hay X0 y otras muchas variantes.

En la edad prenatal, una asexualidad universal, visible en las dos tetillas y el tubérculo genital en todos los fetos, recibe más adelante un flujo de andrógenos de intensidad variable según la presencia del segundo cromosoma X o del cromosoma Y (o más exactamente, del gen SRY dentro de él) Si hay cromosoma X, la androgenación es menor y el feto se feminiza y si hay cromosoma Y, la androgenación es mayor y el feto se masculiniza.

Pero esta androgenación variable en cuanto a los grandes chorros, también puede variar en detalle. Cada uno de los grandes chorros puede ser mayor o menor. Además, parece que no sucede en un sólo momento, sino en varios; por ejemplo, los genitales se configuran en un momento distinto que el del cerebro. Puede ser que los genitales se configuren definidamente como masculinos o femeninos y que el cerebro se configure menos definidamente o definido en sentido cruzado respecto a los genitales.

Cuando ocurre esto, nacerá una niña con temperamento masculino o un niño con temperamento femenino.

Hasta aquí la biología. Los humanos, además, tenemos la capacidad de formar conceptos o abstracciones, mediante el hallazgo de los elementos comunes entre varias realidades.

El concepto que nos formamos sobre lo que somos es nuestra identidad.

Una de las dimensiones básicas de nuestra identidad es la sexualgenérica (biológica + social)

La mayor parte de las personas, desde una edad muy infantil, no tienen ninguna dificultad en formarla. Voy a distinguir entre ellas dos clases, las que forman su identidad autónomamente y las que la forman heterónomamente.

Las primeras, se observan a sí mismas sobre todo en temperamento (preferencias, afinidades...), observan a los demás y en a quiénes se parecen o quiénes no se parecen. Establecen así su identidad de género, porque está basada en lo social, lo cultural y lo conductual.

Hablo de identidad de género y no de sexo, porque es muy digno de mención que, en nuestra sociedad vestida (otra cosa sería si siguiéramos en la desnudez primitiva), la observación de los genitales suele ser más tardía. Los niños de tres años, por ejemplo, no suelen tener conciencia de ellos.

Por eso, esa mayor parte de las personas que forman una identidad de género firme, incluye a algunas personas transexuales que se identifican plenamente con un género, sin tener en cuenta si corresponde o no a su genitalidad. Al crecer, y descubrirla, les choca, y suelen formar la esperanza de que cambie sola con el desarrollo. En todo caso, en su conciencia, la identidad prevalece sobre la genitalidad.

La segunda parte de las personas, las que forman su identidad heterónomamente, siguen la opinión social. “Tú eres un niño” o “tú eres una niña” son los pilares de su identidad y los siguen fielmente.

Además, al crecer, pueden ir descubriendo algunos elementos temperamentales (“me gusta lo que les gusta a los hombres, o lo que les gusta a las mujeres”) que ratifican esa identidad. El descubrimiento de la diferencia genital ratifica su identificación.

Sin embargo, algunas de las personas que han formado una identidad heterónoma, pueden también descubrir con el tiempo que no se ajusta del todo a su naturaleza.

Supongamos que han formado una identidad masculina y que sin embargo, al crecer, descubren que sus preferencias y afinidades son sólo en parte o no son del todo como las de la mayoría de los hombres.

Esto puede ser bastante frecuente, pero generalmente se asimila sin darle gran importancia; “a mí no me gusta el fútbol; ¿y qué?”, por ejemplo; sin embargo, parece que hay un umbral crítico en el que estas diferencias se vuelven entonces importantísimas y hasta angustiosas.

Estas diferencias pueden no ocurrir en todo el espacio de las preferencias y las afinidades, sino en sólo una parte de ellas, pero que se consideran suficientemente significativas y personalmente valiosas.

Entonces, se plantea un desajuste entre la naturaleza y la identidad. Ésta resulta o inadecuada o simplificadora. Recordemos que nuestra cultura es muy binarista, es decir, que no reconoce validez nada más que al par conceptual de “hombres” o “mujeres”. Por eso, simplifica, y no asume con el suficiente respeto, ni puede conceptuar las situaciones más complejas.

Obsérvese también que no hay una diferencia esencial entre las personas que siempre han tenido una identidad cruzada y las que la forman más adelante. Lo que se diferencia es sólo la manera de llegar a ella, autónomamente o heterónomamente, por propia observación o por asignación social que luego se revela simplista o inadecuada.

La inadecuación es siempre por la limitación de nuestros conceptos que limita nuestras identidades. Una cultura binarista como la nuestra nos ofrece sólo dos identidades posibles, una u otra, y si no una, entonces la otra. Tendríamos que formar, asimilar y memorizar otros conceptos que correspondieran a nuestra complejidad. Nuestro equilibrio mental y emocional está en juego, porque tenemos que encontrar nuestra verdad, la “adecuación del entendimiento a la realidad”, en términos aristotélicos.

El término trans-sexual, si lo escribiéramos así, implicaría el tránsito de uno de los dos sexos binarios al otro, lo que me parecería inadecuado; la realidad es más compleja y necesita conceptos, nombres que la expresen y que estén cargados de emociones y connotaciones equivalentes a los de “hombre” y “mujer”. Transexual será válido si entendemos que ya expresa esa complejidad y que, suficientemente arraigado en nuestra cultura, como ya lo está, inspira también emociones y connotaciones tal como es, complejo y sutil.

Kim Pérez 19-09-2011
http://www.carlaantonelli.com/comentariokim-05092011-naturaleza-identidad.htm

domingo, 11 de septiembre de 2011

Nuevo artículo sobre el tema



¿Se puede vivir sin practicar sexo?


Redacción VIVA, Crítica en Línea

Desde el momento en que una mujer y un hombre se inician en las relaciones sexuales, todo parece divertido, rico y excitante. Incluso, pareciera que no se puede vivir sin el gustado coito. Sin embargo, existen las llamadas personas asexuadas, aquellas a los que le da igual el sexo, sencillamente porque nada le parece atractivo. Y puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres.

Las personas asexuadas pueden excitarse o no, pero no necesariamente necesitan responder a un deseo, aunque no dejan de tener las mismas necesidades emocionales que el resto de las personas, pero son ellos quienes eligen no tener el más mínimo roce con otra persona.

La principal diferencia entre la gente asexual y la sexual es que las atracciones de la gente sexual tienden a incluir el deseo de tener sexo, mientras que los deseos de los asexuales tienden hacia otras formas de intimidad.

Muchos de los asexuados dejan bien en claro que quieren diferenciarse de aquellas personas que practican el celibato o la abstinencia. Para ellos, el celibato es una elección -como la que practican los religiosos-, mientras que los asexuado es una orientación sexual, como ser homo, bi o heterosexual.

Las comunidades de asexuados postulan algunos principios, a modo de orientación, para quienes no terminan de definir su verdadera identidad sexual.

Es probable, según “sus manifiestos”, que una persona pueda ser asexuada cuando:

- Nadie le parece sexualmente atractivo.

- Cuando alguien le parece atractivo, no siente deseos de tener sexo con él (sentir atracción por una o pocas personas, puede considerarse “baja intensidad sexual” y es no precisamente ser asexuado).

- Para los asexuales es común el no conectar el deseo con los cuerpos sino sentir una necesidad de estar cerca de alguien después de conocerlos como amigos.

- Algunos asexuales se masturban por placer, pero no piensan en nada específicamente sexual, no sienten atracción o fantasean con un otro, como lo hacen las personas sexuales.

- Algunos asexuales han tenido o participan de actividades sexuales, pero solo lo hacen por curiosidad (no hay verdadero deseo o excitación por el otro u otros).

Ahora, hay que tener presente que ser impotente o tener problemas de erección no significa ser asexual. Y tampoco quien quiera tener sexo y no pueda, seguramente, no es asexuado.


http://www.critica.com.pa/hoy/vivarevista-interna.php?edition_id=20110905&external_link=se_puede_vivir_sin_practicar_sexo

viernes, 2 de septiembre de 2011

En el diván de Freud

"La anhedonia vino luego de una terrible depresión causada por mi debilidad, por sentirme decepcionada del mundo, por nunca haberme sentido querida... Sé que no es verdad, pero nunca nadie me amó como me habría gustado: ni mi madre, ni mi familia, ni mis amigos. Nunca fui la número uno ni la número 399 de nadie (quizás la 415, jeje). En cambio, para mí, todos fueron lo primero siempre. Pero eso ya pasó, soy más realista y ahora la anhedonia se fue, y en su lugar quedó una sensación de felicidad y plenitud, me siento como una cantante famosa que tiene lo que siempre soñó: fama, fortuna, amor, belleza, miles de admiradores, una familia, éxito... Siento que he logrado todo, aunque estoy consciente de que no tengo nada, pero así me siento. Las ganas de vivir se han ido, no hay nada por qué luchar, me siento plena, pero la vida me parece plana y aburrida, no hay ambiciones porque he cumplido todas o, al menos, eso siento. Ya no espero nada de nadie.

En poco tiempo comprendí todo: la felicidad no es algo que deba buscarse, sino es algo que debe practicarse, y esa felicidad incluye tristezas, alegrías, momentos difíciles, pérdidas, fracasos, risas, arrepentimientos… Hoy, me siento más feliz que nunca y no tengo nada de lo que soñaba cuando era apenas una niña. No soy quien me habría gustado ser, pero tampoco soy quien no quería ser. Siento que ya no hay nada más que pueda aportar a nadie. Me siento satisfecha con lo poco que he hecho. Me siento como una anciana que mira atrás su vida, se siente orgullosa de ella y sólo espera morir. Estoy aburrida de vivir, es como si lo hubiera visto todo, como si lo hubiera sentido todo, nada me sorprende, nada me hace falta… Lo que me hacía feliz, ya no me llena, los sueños que tenía ya no me harían feliz porque ya lo soy, practico la felicidad todos los días. No quiero nada, espero el final, no más. Siempre pensé en los demás, los amé a todos, habría dado lo que fuera por quien me lo hubiera pedido, incluso mi vida, pero ahora, no. Seré egoísta y haré lo que crea mejor para mí porque, por pimera vez, sólo importo yo, creo que después de todo, merezco hacer algo por mí. Y si esto que siento es una depresión muy profunda que requiere medicamentos, prefiero seguir con ella porque me gusta mi nueva yo, me gusta ser feliz y me gusta no querer vivir".

La psicóloga no sabía qué decir... Después de unos minutos supe que no tenía una solución a mi "problema". Su paciente era demasiado auto-analítica y no había acudido a la sesión por voluntad propia. Al final de la conversación, me dio un abrazo y me deseó mucha suerte...

domingo, 28 de agosto de 2011

Los y las que llevais más tiempo siguiendo este blog sabeis que me gusta haceros algún regalito de vez en cuando, jeje. En esta ocasión se trata de algo que creo os será muy útil y también divertido:

Cosas que nos ofrece la Red


1.- SUPER TRADUCTOR

Tú vas escribiendo las palabras, o mejor aún, frases enteras en cualquier lengua en el cuadro de la izquierda y la traducción va apareciendo automáticamente en el cuadro de la derecha.

El mejor traductor que he conseguido en todos los tiempos, ahora puedes escribir en cualquier lengua.

www.tradukka.com

2.-MIL CANCIONES PARA OIR. Lo mejor de los últimos 30 años

AL PINCHAR LA CANCION ELEGIDA SALDRÁ EN PANTALLA LA PORTADA DEL DISCO.

( SI DEJA DE SONAR TICLEAR EN LA PARTE INFERIOR DERECHA, DONDE PONE: Notice ........ )

www.welkestijl.nl

3.- TODO A MANO . NO FALTA DE NADA.
Con este enlace te puedes conectar con cualquier cosa que quieras.
Guardarlo en algún sitio que puedas pinchar y entrar, merece la pena.

Se trata de un enlace de extraordinaria utilidad, espero que os guste.

www.alaup.com

4.- BIBLIOTECA DE LA UNESCO

www.wdl.org

5.- EL PERIODICO DEL DÍA QUE NACISTE:

La Vanguardia ha digitalizado su hemeroteca y puedes leer el periódico del día que naciste. Los lunes no había edición, así es que si naciste en lunes mete la fecha del día anterior o posterior.

Este es el enlace del periódico del día que naciste:

http://hemeroteca.lavanguardia.es/edition.html?bd=01&bm=02&by=1881&x=44&y=12

domingo, 14 de agosto de 2011

Epi y Blas son ¿asexuales?


El desmentido en Facebook de la homosexualidad de los personajes de Barrio Sésamo Epi y Blas, "trending topic" en Twitter.
Lo que no se refleja en la red, no existe. En una sociedad en la que Internet se hace eco rápidamente de todo lo que ocurre llegando hasta el rincón más perdido del planeta, también es la vía más rápida para desmentir rumores y falsas noticias. Cualquier causa, por disparatada que sea, tiene cabida en la red alcanzando gran popularidad. Aunque esa popularidad no sea proporcional a la relevancia de la noticia.

Petición de boda de Epi y Blas
Es lo que ha ocurrido con la repercusión mediática que tuvo la petición de un internauta de Illionois, Lair Scott , en el portal Change.org. El pasado 4 de agosto inicio una campaña en la web para recoger firmas para que Epi y Blas se casaran. Casi 7000 firmantes apoyaron la petición a los responsables de Barrio Sésamo para que diesen un paso adelante en el reconocimiento de los derechos de los homosexuales y preparasen la boda de quienes son seguramente los personajes más representativos de un programa que el pasado año cumplió cuarenta años.

Desmentida la homosexualidad de Epi y Blas
Pero Epi y Blas, Ernie y Bert en los países anglosajones o Enrique y Beto en Latinoamérica sólo son grandes amigos. O al menos es lo que se desprende del desmentido sobre los continuos rumores de homosexualidad de ambos personajes que han emitido los responsables del show en Facebook. La organización no lucrativa Sesame Workshop ha explicado en esta red social que aunque los personajes se identifican fácilmente como "masculinos y poseen características humanas" no dejan de ser marionetas y "no tienen una orientación sexual". En el comunicado los responsables de Barrio Sésamo afirman que Epi y Blas son grandes amigos. Fueron creados para enseñar a los niños de preescolar que se puede ser amigo de personas que son completamente distintas a nosotros”.

Leer más en Suite101: Barrio Sésamo desmiente la homosexualidad de Epi y Blas Suite101.net http://www.suite101.net/content/barrio-sesamo-desmiente-la-homosexualidad-de-epi-y-blas-a63279#ixzz1V1SQWJFm

Los creadores del famoso programa de televisión infantil 'Barrio Sésamo' han desmentido a través de Facebook que sus conocidos personajes Epi y Blas fueran diseñados como homosexuales y defienden su asexualidad, en respuesta a una petición popular para que se celebrara su boda.

Durante años se ha especulado con la posibilidad de que los personajes representaran a una pareja gay, tanto que el pasado 4 de agosto se puso en marcha una campaña en la web a través de la página Change.org para recoger firmas para que Epi y Blas salgan del armario y pasen por el altar. Parece que de momento no va a poder ser.


Para mí no cabe la menor duda de que podrían serlo perfectamente y también de que no son los únicos, Barrio Sésamo es en realidad un programa muy asexual y no necesariamente por ser un programa infantil ya que todos podemos mencionar más de un ejemplo de personajes de hoy y de todos los tiempos que aún destinados a este público no dejan dudas sobre sus tendencias: Blancanieves, Shreck, la Bella Durmiente, y un largo largo etc.
Visto lo visto solo me resta añadir que a los mentados Epi y Blas, objeto de este artículo y de actual polémica, tal vez podríamos añadirles, para precisar un poco más, el adjetivo de homoasexuales ¿No os parece? Por lo demás, tomemos este tema, con tan poco interés real, como otro punto a favor de nuestra causa......Los añadimos ya a nuestra lista de personajes famosos asexuales.

sábado, 13 de agosto de 2011

Viva el veranito


Otro verano más junt@s y para celebrarlo, aunque ya con algo de retraso, os invito a reir un rato con estas estradas de humor gráfico.
Espero que disfruteis el verano y que nunca perdais el sentido del humor.

Saludos

Exposición al sol


Se acerca el buen tiempo y las playas y piscinas se llenarán de cuerpos al sol deseando dejar el blanco nuclear y ponerse un poco morenos. En ese momento también aparecerán los musculitos, especie cuya estación preferida es el verano. Aquí os dejo instrucciones de qué hacer si se os acerca uno de ellos.

martes, 2 de agosto de 2011

Incompatibles en la cama


La incompatibilidad sexual se evidencia cuando no hay acuerdo en gustos, poses, frecuencia y deseo. La mayoría de parejas no trata el problema y prefiere el silencio.

"Nos queremos mucho, pero somos incompatibles en la cama. Incluso nos deseamos. Pero cada vez que nos ponemos calientes comienzan los problemas. Ya me cansé. Soy infiel”, escribe Juan, quien después de algunos meses de convivencia descubrió que su esposa podía ser bella, inteligente y amorosa, pero un témpano en la cama, además de terca e indiferente a sus ruegos.

“El sexo es mecánico, gélido y a la hora que ella lo indica”, dice. “Aguantas o te vas”, le ha dicho. Y él no se puede ir porque la ama. Sin embargo, viene complaciendo su cuerpo con otra y dejando huellas, confiado en que descubrir la verdad llevará a su esposa a transformarse en una mujer atenta y fogosa en la cama. Eso no pasa, o no suele pasar.

El sexo de esta joven pareja es un eterno debate. Pelean por la pose (odian el misionero, pero no se ponen de acuerdo sobre cuál será la mejor postura), discuten porque ella quiere la luz apagada y él la prefiere encendida. Se enojan porque él es bullicioso y ella muda. Cuando intentaron hacerlo en la ducha, resulta que a él le gusta con el agua bien caliente y ella siente que se está quemando.

Él todavía se pregunta por qué no tuvo sexo cuando eran novios. “Viví una ilusión. No se lo recomiendo a nadie”, anota.

No es la primera vez que escribo sobre este tema pero, en el último mes, varias parejas pidieron que tocara el asunto. Se trata de un problema grave que a menudo no se afronta hasta que surge algo tan demoledor como una infidelidad o un ataque de hartazgo y chau, baby.

Eso les pasó a S y a R. Él era “un amor”, delicado y atento en la cama. Ella quería un hombre rudo que, de cuando en cuando, le hiciera sentir que las cosas no eran tan a lo Candy. Y él, nervioso, la acusó cierta vez de puta. Chau baby. Dos años de matrimonio al tacho. Ahora ella, de 27 años, se siente plena con un caballero que “es el justo medio”. Sus amigas le han dicho que está loca. Lo ven tosco y nada atento. Ella cree que ha encontrado a su media naranja.

TE AMO, PERO... Peter Fraenkel, terapeuta de pareja, sostiene que la mayoría de los problemas en la relación están referidos a la falta de sintonía entre ambos. Sintonía y sinfonía sexual, recontra difícil de encontrar, incluso si hay amor. Algunos dicen que el amor lo supera todo y que la fuerza del amor (bla, bla, bla)… pero yo creo que, sin buen sexo, el amor languidece hasta desaparecer o convertirse en algo tan insoportable que mejor de lejos que apretados.

Fraenkel, autor del libro Sync Your Relationship, Save Your Marriage, llama la atención sobre las diferencias en los ritmos diarios para el amor-sexo, así como las prioridades. Las relaciones son más complejas de lo que parecen pero, lamentablemente, ello se descubre solo con la convivencia.

JUNTOS Y NADA ABURRIDOS. No sé cómo lo hacen, pero allí están. La que me lo cuenta es K. “En la cama somos un desastre; sin embargo, nos adoramos. Y hemos decidido seguir, ya tenemos 17 años juntos”, cuenta. Para K, de 45 años, no estaría mal tener un orgasmo espectacular, pero “hay cuestiones más importantes, como el respeto, la admiración, el cariño, y debo decir que no me aburro”. K y su pareja no tienen vergüenza en admitir ante los amigos que en la cama son una nulidad, que nunca se pusieron de acuerdo. “Mi único hijo es un milagro que adoramos”, refiere con los ojos aguados. Y añade: “Quizás en el fondo los dos somos unos asexuales del carajo, por eso nos da igual”.

Yo confieso que envidié a K. Pero, como esta es una columna de sexo, les recomiendo que no se cansen de buscar el 'justo medio’ o de negociar una relación sexualmente feliz.

martes, 26 de julio de 2011

Anhedonia

La anhedonia es la incapacidad de sentir placer o satisfacción. Se produce por la falta de producción de serotonina y es uno de los síntomas o secuelas de la depresión, aunque también es un síntoma de otros padecimientos como la esquizofrenia y el Alzheimer. Puede darse en distintos grados: desde una disminución en la satisfacción hasta una apatía más radical...

Siempre he sido depresiva, pero desde hace unos meses, ésta se acentuó, llegó a su clímax. Y creo que, como mecanismo de defensa, bloqueé mis emociones y vino la anhedonia. Esto comenzó hace algunas semanas. Ahora, las cosas que tanto me gustaban, me aburren, todo me aburre terriblemente, incluso las cosas "divertidas". Y en cuanto a las relaciones sociales, las cosas también han cambiado, no me río de las bromas (antes me reía muchísimo), ahora evito las demostraciones de afecto. Simplemente, no encuentro nada que pudiera hacerme feliz. El otro día, alguien me preguntó: "¿Qué te hace falta para ser feliz, qué cambiarías en tu vida?". Mi respuesta fue: "Nada". No soy infeliz, pero tampoco feliz, sólo me siento emocionalmente vacía.

Y aunque para algunos pueda parecer terrible y crean que todo el día estoy triste, no es así, me encanta mi nueva yo, excepto por el terrible aburrimiento. Podría ir con un psiquiatra para que me recetara algo y mejorara mi condición. Pero... No le veo el punto, ahora siento que veo las cosas más claras: Mi vida no tuvo, no tiene y nunca tendrá sentido. Creo que lo más valioso de la existencia, en mi caso, serían las emociones, los sentimientos... porque el día de nuestra muerte no nos llevaremos nada... Ni cosas materiales, ni amigos, ni familia, nada... Lo único que quedará será nuestro último aliento, ese momento en el que veremos nuestra vida en un instante... Y hoy, he descubierto que en ese último instante no hay nada hermoso.

Mi vida es demasiado aburrida. No sé cómo he podido vivir tantos años... Sé que los esquizoides también tienden a padecer anhedonia. Sin embargo, ellos la sobrellevan con la fantasía, es decir, imaginan demasiado... Ojalá fuera así... Pero yo no tengo nada de eso. Sólo me limito a existir, no a soñar, tal como los vegetales.

sábado, 16 de julio de 2011

El sexo no es tan importante

El sexo actúa como una restricción a la variabilidad genómica y epigenética, limitando por tanto la evolución adaptativa. Las distintas razones por las que el sexo reduciría la variabilidad genética (especialmente a nivel genómico) y ralentizaría la evolución serían las mismas que justificarían los altos costes de la reproducción sexual. Esta es la sorprendente conclusión de una revisión publicada en Evolution por Root Gorelick, de la Universidad Carleton (Canadá), y Henry Heng, de la Universidad Estatal Wayne (Estados Unidos).

Todos los que hemos estudiado algún curso de biología hemos aprendido que la reproducción sexual es el principal mecanismo que promueva la variabilidad genética. Gorelick y Heng proponen ahora que, si bien la diversidad puede ser resultado de una combinación de genes, la función primaria del sexo no sería promover la diversidad. El objeto del sexo, según los autores, sería mantener el contexto genómico (la colección completa de genes de un organismo ordenada por composición y localización cromosómicas) lo más inalterado posible, manteniendo la identidad de la especie.
La tesis de los autores surge de la constatación de que la hipótesis en la que se basa la vigente teoría de la variabilidad ligada al sexo no es completamente correcta. Si el sexo tuviese como objeto simplemente incrementar la variabilidad genética no habría evolucionado, argumentan los autores. Esto sería así porque la reproducción asexual, en la que solamente es necesario un progenitor para procrear, llevaría a tasas más altas de variabilidad genética que la sexual. La percepción tradicional de la reproducción asexual es que genera descendencia prácticamente clónica del progenitor, mientras que la reproducción sexual es la que lleva a descendencia más diversa. Pero, según concluyen los autores, sería exactamente al revés. Y no sólo eso, la reproducción asexual sería dos veces más eficiente que la reproducción sexual.

De hecho, hace dos mil millones de años la vida se basaba exclusivamente en reproducción asexual, y cada organismo era capaz de tener descendencia sin incurrir en los costes que acarrea la competencia por conseguir pareja. Siendo las especies asexuales más rápidas y eficientes a la hora de reproducirse, el origen y mantenimiento del sexo, no exactamente el medio más eficiente de reproducción, debe tener algún tipo de justificación.

Hasta ahora la explicación a la aparición del sexo es que permitía por un lado la mezcla y por otro la purificación de genes. Según Gorelick y Heng, la ventaja oculta del sexo sobre la reproducción asexual sería que restringe la macroevolución (la evolución a nivel genómico) para permitir la supervivencia de la especie. En otras palabras, impediría que la especie A se transformase en la especie B, permitiendo al mismo tiempo la microevolución (la evolución a nivel de gen) como forma de adaptación al medio.

Los autores terminan su artículo argumentando que la investigación futura debería centrarse en el genoma, y no sólo en los genes individuales, ya que el genoma serviría tanto como unidad de información genética y unidad de selección para la evolución.
http://www.nuevastecnologias.com/el-sexo-reduce-la-variabilidad-genetica-09-07-2011/

martes, 12 de julio de 2011

Se quien eres









Quien te lastima
te hace FUERTE,
quien te critica
te hace IMPORTANTE,
quien te envidia
te hace VALIOSO,
y a veces es divertido saber que,
aquellos que te desean lo peor...
tienen que soportar
que te ocurra LO MEJOR!!!

miércoles, 6 de julio de 2011

Si fuera más guapa y un poco más lista...

Hace mucho que no me aparecía por aquí... Un tanto por exceso de trabajo y otro tanto más por exceso de depresión y falta de inspiración.

Empieza la cuenta regresiva para mi cumpleaños número 26 y es algo que me resulta deprimente. Recuerdo que en los momentos tristes de mi infancia me iba a llorar al patio de la casa donde vivía, en un rincón en el que había macetas con azucenas y ahí fantaseaba con mi vida de adulta. Soñaba con ser muy feliz. Pero, ¡oh, sorpresa! Ya soy adulta y no soy feliz. No tengo nada de lo que imaginaba. Siempre me pregunté cómo sería mi primer beso, mi boda, mis hijos… Ahora, sé que es mera fantasía porque son cosas ajenas a mí, que no he experimentado ni experimentaré.

Recuerdo que desde aquel entonces, pensaba que mi asexualidad (aunque no sabía qué nombre darle) era innata, ahora sé que eso no es algo innato y que tampoco soy asexual... Muy simple: desde niña, quizás inconscientemente, supe que me rechazarían e inhibí mi deseo sexual, ¿cómo lo supe? Mirándome al espejo todos los días. Viendo lo poco agraciada que era y “admirando mis defectos”.

Intenté compensar mi falta de cualidades físicas con “cualidades humanas”, pero no funcionó: nunca he sido de sangre ligera o no sé… Me habría encantado que alguien me dijera que lo único importante es ser hermosa e inteligente. Todo sería distinto ahora. Pero es demasiado tarde.

Hoy me siento tan sola como siempre y por fin he aceptado al 100% mi futuro: me quedaré sola. No está mal, la soledad tiene sus ventajas, excepto cuando eres una persona que toda la vida ha estado hambrienta de amor por parte de otros y que muere por compañía. Como dije, soy poco agraciada, no tengo ningún talento ni me he destacado nunca en nada. Creo que lo único que sé hacer en la vida es querer profunda e incondicionalmente a las personas, pero eso no importa. Nadie se fija en eso, a nadie le importa. Habría preferido ser bonita e inteligente para ser amada.

En fin... a unas semanas de mi cumpleaños 26, me doy cuenta de que mis sueños se esfumaron, no tengo metas y, al parecer, mis sentimientos se están secando. Eso suena utópico y perfecto, excepto por el hecho de que he perdido el interés por todo, me invade una terrible indiferencia ante la vida. Nada me produce placer. Ya no tarareo mi canción favorita, ni me emociono al hacer las cosas que me “gustan”. No le encuentro sentido a nada. Estoy enferma de "indiferencia depresiva".

Creo que estoy muerta. Soy algo así como una muerta viviente. De hecho, siento como si el alma se hubiera escapado de mi cuerpo. Suena ilógico, lo sé, pero... Me siento más vacía que nunca. Sólo puedo tener sentimientos tristes y no hay nada que pueda cambiarlo (ni el Prozac, jeje). En fin… me felicitaré por adelantado porque lo merezco: “FELICIDADES POR 26 AÑOS DE NADA, INFELIZ CUMPLEAÑOS A MÍ”.

domingo, 3 de julio de 2011

Un 3% de la población mundial es asexual


“Las personas asexuales no presentan ningún tipo de deseo erótico”, indicó el doctor Anthony Bogaert de la Universidad de Brock en Canadá".

El doctor Anthony Bogaert de la Universidad de Brock en Ontario, Canadá, sugirió tras un estudio realizado que entre 1 y 3% de la población mundial es asexual. Una cifra no muy baja, dado que las personas de la comunidad homosexual abarcan un 4%.

“Hay personas que simplemente no experimentan ningún tipo de interés sexual. A diferencia de la mayoría de las personas que sentimos atracción hacia alguien más ya sea hacia el sexo opuesto, mismo sexo o ambos, las personas asexuales no presentan ningún tipo de deseo erótico”, indicó el experto.

Sin embargo se encuentran bien en su condición, ya que no resienten la falta de deseo, ni siquiera el poder experimentarlo. Ello no significa ser solitario o carecer de necesidades afectivas. De hecho, tiene las mismas necesidades que los demás y lo único que cambia es que las satisfacen de otra manera.

Incluso hay quienes tienen relaciones amorosas duraderas en las que comparten gustos e intereses, pero no hay actividad sexual. Evidentemente, lo ideal es que ambas personas sean asexuales, ya que, de lo contrario, la pareja sexual vivirá en una frustración profunda,informó Salud180.com.

Los expertos plantean que esto es posible gracias a desajustes hormonales que podrían corregirse. También se estudia una teoría de origen genético, pues se han encontrado casos de ausencia de actividad sexual en animales de diversas especies.

http://peru.com/salud/9683/noticia-3-poblacion-mundial-asexual

viernes, 1 de julio de 2011

Día del orgullo No-heterosexual


Queridos seguidores y seguidoras de este blog. Esta semana se está celebrando en muchos lugares el Día del orgullo Gay. Esta es una celebración legítima que yo apoyo y comparto dado que conozco los problemas que aún hoy en día las personas homosexuales encuentran en la sociedad.
Es muy justo y necesario desde mi punto de vista que, al menos durante estos días, se hable de las necesidades, los derechos y la visibilidad de este colectivo cada vez más activo y reivindicativo para así avanzar por el árduo camino hacia la tolerancia y la integración de todas las personas sin importar cuál sea su orientación sexual.
Pero, y aquí viene el conflicto, ¿qué pasa con nosotros los asexuales?, ¿no deberíamos figurar en estas celebraciones? Seguimos siendo los invisibles, los olvidados o, mejor dicho, los grandes ignorados. Me duele no escuchar mención alguna hacia nosotros en ningún medio de comunicación precisamente ahora que salen a la luz los no-heterosexuales. ¿Dónde encajamos nosotros? ¿Deberíamos tener nuestra propia celebración o tal vez podríamos incluirnos, con el tiempo, en el movimiento gay?
Con todas estas dudas os dejo una propuesta más de reflexión y una invitación a la no rendición por la visibilidad de la asexualidad.
Sigo preguntándome cada día ¿dónde encajamos nosotros y nosotras?

sábado, 11 de junio de 2011

La asexualidad a debate




Últimamente se hace referencia sobre el empuje que está representando la asexualidad, especialmente de aquellas personas que no están identificadas con el sexo.
Por supuesto, esto conlleva a analizar su alcance y lo que está representando en una época donde el Kali Yuga se manifiesta con mucha libertad sexual. La asexualidad invita a evaluar su aparición e identificación de muchas personas, para determinar que es lo que representa el sexo, más en nosotros que estamos de alguna manera integrados al sexo, no sólo para satisfacer deseos, sino para garantizar el nacimiento de la nueva generación en base de relaciones que se dan por afinidad, amor, convivencia que pide de relaciones sexuales.
¿Qué representa la sexualidad realmente en esa época? ¿Por qué se ha manifestado abiertamente? ¿Qué hace que las personas identificadas con ella no les interese el sexo?
Como, sobre el tema aporta que David Jay, fundador de Aven, la asociación que sostiene la página www.asexuality.org, asegura que la asexualidad no tiene nada que ver con el celibato. No hay renuncia a enamorarse de otra persona ni a tener relaciones sexuales con ella. La cuestión es que no se trata de un asunto prioritario. Según la revista The New Scientist, esta clase de personas a veces tiene relaciones sexuales sin desearlas verdaderamente.
Un asexual es alguien que no experimenta la atracción sexual. El asexual tiene las mismas necesidades emocionales que cualquier persona pero se diferencian en la manera de satisfacer estas necesidades. Gran parte de los asexuales experimentan la atracción sexual, pero no sienten ninguna necesidad de exteriorizar esa atracción sexual. Algo así como el de como si se ha de comer pero no tengo hambre. En su lugar sienten necesidad de familiarizarse con alguien pero al margen del sexo.
Este fenómeno social ha chocado frontalmente con unos nuevos hábitos de conducta en que el sexo forma parte de la relación ocasional. Mientras que unos empiezan por el sexo y luego piensan en conocerse, los asexuales apuestan por conocerse y dejar el sexo en último lugar o incluso renunciar a ella.
Ante este fenómeno social ya se ha iniciado un interesante debate social: no será la asexualidad una reacción contra una sociedad que recurre al sexo en exceso, incluso para vender unos cigarrillos, un coche o una crema de sol “.
Mientras que un experto denuncia el exceso de sexualidad en los medios de información, otros inciden en que a pesar de una supuesta libertad sexual se mantienen una serie de tabúes ancestrales que impiden tratar del sexo con normalidad, de manera que la publicidad utiliza estos temores para sacar a la palestra aquello de lo que todo el mundo quiere hablar, de manera que todos se puede sentir atraído, pero del que no se puede tratar abiertamente por temor a una represión moral o social.
Como ocurre siempre, mientras que los expertos se debaten en lo curioso del fenómeno y lo tratan como una cuestión minoritaria, empiezan a aparecer agencias matrimoniales que encuentran suficientes clientes como para generar un nuevo negocio “matrimonios sin sexo”. Incluso se empieza a escuchar una afirmación que sorprende en el mundo post-viagra: “el sexo es cosa de treintaañeros”.
El nuevo debate es saber si los asexuales siempre lo han sido o son personas saturadas de sexo. El péndulo de la historia va y viene, de un extremo al otro, pasando de largo por la normalidad afectiva. Ni tanto, ni tan poco.
Wikipedia añade, que pesar de que muchas personas no se sienten atraídas por nadie, poca gente se considera asexual, porque no es una orientación reconocida. Se calcula que entre el 1 y el 3% de la población total del planeta es asexual. Habitualmente son tratados como enfermos, locos o incluso que utilizan esta condición para encubrir su presunta homosexualidad. Aunque existen tratamientos médicos para aumentar el apetito sexual, muchos asexuales rehuyen seguir al no considerarlo un problema ni físico ni psicológico.
Hay un gran desacuerdo sobre si la asexualidad es una orientación sexual legítima. Hay quien argumenta que más bien sería una forma de deseo sexual inhibido. También se han sugerido otras causas entre las que se incluyen abusos sexuales en el pasado, represión sexual (ya sea esta homosexual, bisexual o heterosexual), problemas hormonales, sublimación o no haber conocido a la persona adecuada.
Sin embargo muchos de los que se autodefinen como asexuales niegan que estos diagnósticos se puedan aplicar a ellos, otros argumentan que ya que su asexualidad no les produce ninguna angustia no debería ser vista como una enfermedad o un desorden emocional. Otro razonamiento es el que en el pasado se dijeron cosas parecidas sobre la homosexualidad o la bisexualidad, que hoy día son consideradas orientaciones sexuales legítimas. Debido a la escasa investigación que existe sobre el tema, hay poca evidencia que incline la balanza a favor de uno u otro punto de vista.
Se nos añade que hay diferencias entre la gente que se define como asexual, principalmente referidas a la presencia o ausencia de deseo sexual o atracción romántica. Algunos sólo experimentan una de las dos, otras las dos y otros ninguna. Hay desacuerdo en cuanto a cuál de estas configuraciones se puede describir genuinamente como asexual. Mientras que algunos creen que las cuatro pueden ser calificadas así, otros creen que ser asexual es no tener deseo sexual, atracción romántica o ambas.
El deseo sexual de estos asexuales no está dirigido hacia nada, sino que es un impulso de estimulación o descarga sexual; la excepción a la anterior está en los fetichistas que orientan su deseo sexual hacia un fetiche más que a una persona, pero este grupo de gente no se considera generalmente como asexual (aunque técnicamente puedan serlo) En cualquier caso el nivel del impulso sexual puede oscilar de débil a intenso o de escasa frecuencia. Algunos asexuales pueden experimentar sensaciones sexuales, pero no tener deseo de actuar sobre ellas, mientras que otros intentan conseguir la descarga sexual mediante el acto sexual.
Respecto de los asexuales que experimentan atracción romántica, ésta puede ser dirigida hacia uno o ambos géneros. Estos asexuales desean generalmente relaciones románticas (que pueden ir de vínculos informales al matrimonio) con su género o géneros preferidos, pero a menudo desearían que estas relaciones no incluyeran actividad sexual. Según su orientación romántica algunos asexuales se definen a sí mismos como heterosexuales, homosexuales o bisexuales, esto está relacionado con el concepto de orientación afectiva.
Estos asexuales que desean relaciones románticas se encuentran en una posición difícil, ya que la mayoría de la gente no es asexual. Aunque estos asexuales sean capaces de tolerar el tener relaciones sexuales con sus compañeros no asexuales, estos pueden sentirse psicológicamente afectados al ver que son incapaces de resultar atractivos a su pareja, haciendo difícil la existencia de un romance a largo plazo. Respecto de los asexuales que no pueden tolerar el sexo tendrán que elegir entre: llegar a un compromiso con su pareja para tener cierta cantidad de sexo de todos modos, permitir a su pareja tener relaciones sexuales con otras personas, encontrar a alguien que esté dispuesto a tener una relación sin sexo, comprometerse sólo con asexuales o bien permanecer sólo
Wikipedia nos proporciona una lista de asexuales famosos: Hay grandes evidencias circunstanciales acerca de que la gente de la siguiente lista son o eran asexuales. Sin embargo, conviene notar que sobre muchos de ellos también se ha especulado que puedan ser homosexuales o bisexuales.Isaac Newton, J. M. Barrie, George Washington Carver Henry Cavendish (quizá padeciera autismo o una forma extrema de fobia social Frédéric Chopin, Paul Erdős, Glenn Gould, Adolf Hitler, Franz Kafka, Immanuel Kant, Christopher McCandless, John Ruskin, Erik Satie, George Bernard Shaw

http://www.pysnnoticias.com/2011/06/09/la-asexualidad/

miércoles, 8 de junio de 2011

Recuperar el Apetito sexual y aumentar la libido de la mujer

Aunque la libido no tiene nada que ver con la asexualidad, se de muchos/as asexuales que tienen poco o nulo deseo sexual. Por ello, encuentro interesante compartir, sobre todo con vosotras, este artículo por si a alguien le pudiera ayudar.


Un 35% de todas las mujeres que sufren de algún tipo de disfunción sexual se ven afectadas por una ausencia total o parcial de la libido y / o del deseo sexual – lo que los expertos llaman Impulso Sexual Hipoactivo (ISH).

Por definición, las mujeres que sufren de ISH sin incapaces de producir fantasías sexuales, pierden todo interés por el sexo, y raramente se masturban. Básicamente estas mujeres se sienten asexuales y casi nada las excita y, aunque no suelen sentirse frustradas en apariencia por la falta de sexo, la misma falta de libido es un factor causante de estrés psicológico.


Las buenas noticias es que la libido puede recuperar nuevamente, aunque quizá haga falta algo más que algún afrodisíaco mágico. En el caso de los hombres la falta de libido va relacionada con problemas de erección, pero los problemas de baja libido en la mujer es algo más complejo y está directamente relacionado con todos los demás aspectos de su vida.

Investigaciones recientes revelan que la libido no está ni completamente en la mente ni completamente en el cuerpo. Es decir, que las causas son múltiples y la solución no suele ser simple. No hay una píldora mágica ni una fórmula revolucionaria que haga aparecer la libido de la noche a la mañana. Sin embargo, con un poco de sentido común, una dieta equilibrada llena de fibra, frutas y vegetales frescos, un poco de ejercicio, un buen complemento dietético herbario específico para problemas de libido femenino, y mucha comunicación con la pareja, estos problemas se pueden superar en poco tiempo y el sexo puede llegar a ser interesante y excitante nuevamente.

Si con estas simples indicaciones, y después de un tiempo prolongado, la libido no aumenta y los problemas persisten, lo más indicado es hablar con un médico experto en sexología y problemas de la mujer

martes, 31 de mayo de 2011

Bebé asexuado será libre de elegir


Quieren criar a su hijo 'sin definirle el sexo' para dejarle el derecho a elegir

'Storm' tiene 4 meses y su sexo es un secreto que los padres no quieren compartir. Tienen otros dos hijos a los que han dado nombres ambiguos: Kio y Jazz.

Nadie de los parientes cercanos sabe si 'Storm' es chico o chica. A sus cuatro meses este bebé no tiene sexo definido, porque sus padres se niegan a seguir los estereotipos y aseguran que de esta forma le darán la posibilidad a su hijo de elegir.

Kathy Witterick, de 38 años, y su esposo David Stocker, de 39 mantienen el secreto que solo saben ellos y sus otros dos hijos, según publica el 'Daily Mail'.

A estos, también les han puesto nombres ambiguos Jazz, de cinco, y Kio, de dos, que también se suman a la iniciativa de sus progenitores y mantienen la boca cerrada para que nadie sepa qué sexo tiene su hermano.

Cuando 'Storm' nació la pareja envió un correo al resto de parientes y amigos con el siguiente texto: "Hemos decidido no compartir el sexo de Storm por ahora - un tributo a la libertad y la elección en lugar de limitarla"...

Los abuelos los han apoyado, aunque resulta incómodo explicar lo del bebé libre de género a sus amigos y compañeros. De hecho, algunos amigos de la pareja los acusan de querer imponer su ideología al pequeño.

A pesar de las críticas, la madre cuenta el tópico de cuando salen a pasear con el bebé lo primero que preguntan es si es niña o niño.

El padre, defiende su posición, al subrayar que "si realmente quieres conocer a alguien, no te interesa lo que está entre sus piernas."

La pareja cree que criar a su hij@ de esta forma le salvará de los estereotipos de roles femeninos y masculinos que impone la sociedad y 'Storm' será libre de elegir, porque los niños pueden tomar decisiones importantes desde muy jóvenes.

Los otros dos hijos de la pareja ya eligen sus ropas en cualquier departamento infantil sin distinción de si es de niña o niño y ambos llevan los cabellos largos, tanto que las personas confunden el género.

http://www.gamecorner.cl/showthread.php?tid=4499

Me ha parecido interesante compartir con vosotr@s este artículo a pesar de que, muy seguramente, la condición de asexuado de Storm no le convertirá en asexual. Sin duda este tema suscitará opiniones de todo tipo por lo sorprendente y tal vez excéntrico de la situación que se plantea. Al margen de lo que opineis, me ha parecido una buena manera de dejar clara la diferencia conceptual tantas veces confundida entre los términos asexuado y asexual. Espero que una vez más, este humilde blog contribuya a despejar dudas.

domingo, 15 de mayo de 2011

La anorexia sexual


Amigos y amigas de este blog, debido a lo difícil que resulta comprender en qué consiste exactamente la asexualidad y que, incluso para muchos de nosotros resulta difícil reconocerla y definirla, me parece oportuno publicar este artículo sobre un trastorno que, supongo, fácilmente podría ser confundido con ella.
Espero que os sea útil y deseo que sirva para aclarar más las ideas.
Saludos.
Así como quienes dejan de comer y ponen en riesgo su vida, hay quienes se obsesionan con el sexo y hacen cualquier cosa con tal de alejarlo de sus vidas.

Solemos hablar de los compulsivos o adictos sexuales, también de quienes tienen poca o baja libido; incluso, sabemos que hay personas asexuados; pero poco nos ocupamos de quienes padecen de anorexia sexual.

El compulsivo o adicto al sexo vive pendiente de sus deseos e impulsos permanentes, quien tiene disminución de libido casi no tiene interés y el asexuado ni siquiera piensa en sexo. En cambio, quien sufre de anorexia sexual vive obsesionado con alejar el sexo de sus vidas. No suele ser sencillo de identificar a quienes pueden padecer de este trastorno o "adicción".

Por lo pronto, es importante no confundir anorexia con falta de o poco deseo sexual. Así como el anoréxico deja lentamente de ingerir alimentos, el "anoréxico sexual" repite el mismo mecanismo: comienzan a rechazar toda posibilidad o expresión sexual e inicia una escala de autodestrucción, por demás preocupante.

El anoréxico sexual suelen tener una percepción distorsionada de su cuerpo, rechazan su figura así como las funciones o expresiones de su anatomía. Tiene pánico a sentir placer y llegan a ser capaces de cualquier cosa con tal de alejar a quien se les acerque con, según su interpretación, alguna intención afectuosa o de índole sexual.

Creen haber sido lastimados, rechazados, dañados o abusados. Como defensa de ese ataque, real o imaginario, anulan cualquier posibilidad de expresión sexual. No intiman con otros ni consigo mismos. Son capaces, incluso, de lastimarse. Pacientes de este tipo suelen formar parte de familias poco afectuosas, con cuadros de adicción o conductas destructivas. Pueden, además o por contraposición, haber recibido una educación extremadamente rígida, controlada y de fácil influencia respecto a la moralidad sexual. Siempre insistimos con la importancia de hablar de sexo en familia con naturalidad, responsabilidad y compromiso. Recibir como herencia una mirada negativa del sexo suele ser pasaporte directo a estos u otros trastornos sexuales menores.

Cómo darse cuenta

En su libro "Anorexia sexual: cómo vencer el odio a la propia sexualidad", Patrick Carnes presenta una guía de preguntas para reconocer qué relación podemos llegar a tener con la anorexia sexual. Propone señalar si alguno de estos síntomas está o estuvieron presentes en algún momento de la vida:

- Pavor al placer sexual.

- Miedo consistente al contacto sexual.

- Vigilancia obsesiva a cuestiones sexuales.

- Evasión de algo relacionado con lo sexual.

- Preocupación de que otras personas sean sexuales.

- Distorsiones sobre la apariencia del propio cuerpo.

- Aversión extrema a las funciones corporales.

- Dudas obsesivas sobre la normalidad sexual.

- Juicios y actitudes rígidas acerca de la conducta sexual.

- Miedo y preocupación excesiva hacia enfermedades de transmisión sexual.

- Interés o inquietud obsesivos alrededor de supuestas intenciones sexuales de otros.

- Vergüenza y aversión relacionadas a la experiencia sexual.

- Desesperación relacionada al funcionamiento sexual.

- Evasión de la intimidad debido a miedos sexuales.

- Conducta autodestructiva que limite, pare o evite lo sexual.

- Si se identificó con cinco o más puntos, podría estar padeciendo una privación o anorexia sexual que puede ser tratada o corregida con ayuda profesional.

Como siempre, el tema no termina en responder un test. Ante la mínima duda debemos consultar con un médico clínico, sexólogo, psicólogo, psiquiatra o cualquier otro profesional de la salud calificado.

Tratamiento y recuperación

El proceso de recuperación del anoréxico suele ser tarea compleja, pero no imposible. La persona necesita dejar de rechazarse a sí misma y comenzar a aceptar su cuerpo y, luego, integrar la vida sexual al resto de los aspectos vitales.

Como sigue un patrón acorde a cualquier otra adicción, en muchos casos el tratamiento suele apoyarse en torno a los 12 pasos de Alcohólicos Anónimos. En definitiva, es clave el acompañamiento de alguien que sirva como guía o referente así como el apoyo incondicional de quienes hayan padecido el mismo trastorno.

Entre otras cuestiones se busca que el paciente:

- Cambie de foco; que deje de obsesionarse con su costado sexual y el de los demás y reconocer que la vida también implica otros aspectos;

- Comience a aceptar y tomar contacto con su cuerpo;

- Que perdone o se reconcilie con sus agresores (reales o imaginarios);

- Que empiece a aproximarse a los otros; se integre y se permita el contacto más allá de lo sexual (caminar de la mano, abrazos, caricias, etc.).

http://www.nuevodiarioweb.com.ar/nota/204732/Actualidad/anorexia_sexual.html