Follow by Email

jueves, 19 de abril de 2012

Sin deseo sexual: Bisexualidad asexual


Por Gloria Mor

Abril 2012

 En la sociedad en la que vivimos se le otorga una gran importancia al sexo. De una u otra forma está presente en todas partes: en nuestras conversaciones, en los anuncios de prensa o televisión, en los reportajes de las revistas e incluso en las bromas o chistes que contamos, y cuando se habla de bisexuales se tiende a pensar que esa importancia es aún mayor.
La definición de bisexual, si nos remitimos al diccionario, es la siguiente: se trata de una orientación sexual que involucra atracción física y/o romántica hacia individuos de ambos sexos. Partiendo de esa definición, y después de tanto escribir sobre bisexualidad, me planteé la siguiente cuestión ¿y si alguno de ellos tan sólo siente atracción romántica y ningún interés sexual hacia las personas de ambos sexos? ¿Podría un bisexual ser asexual? La respuesta es sí.
Aunque a algunos les parezca mentira, existen muchas personas que no sienten atracción sexual hacia otras, es decir, que son asexuales. Pero esta falta de interés por mantener relaciones sexuales con otros no es ningún trastorno, si no una condición sexual.
Hay gente que reconoce no sentir interés ni excitación con una pareja, lo cual no significa que su exaltación sexual no se produzca de alguna otra manera. Algunos tienden a masturbarse en solitario, porque lo consideran un acto íntimo, y otros tienden a desarrollar la imaginación; crean en su mente escenas de fuerte contenido sexual que les estimulan, pero que no tienen ningún interés en llevar a la práctica porque, en la vida real, dichas fantasías no les resultarían tan apasionantes.

Otros, simplemente, sienten esa atracción romántica de la que hablaba antes, algo que a muchas personas les cuesta entender, ya que para los individuos sexuales, la atracción romántica y la sexual van de la mano. Esto suele provocar numerosas discusiones en las parejas donde uno de los miembros es asexual y el otro no, ya que los asexuales pueden enamorarse de alguien, ya sea hombre o mujer, y tan sólo desear acariciarle o abrazarle, estar a su lado y compartir su vida con él o ella sin necesidad de mantener relaciones carnales. Se trata, tan sólo de estar físicamente cerca de la persona amada. Y finalmente, están los que deciden tener sexo esporádico por el simple placer de su práctica o bien por sentirse obligados a complacer a su pareja.
En definitiva, las personas asexuales son tan diversas y complejas como el resto y cuando experimentan afinidad se sienten atraídas por un género en particular, de manera que se pueden identificar también como lesbianas, gay, bisexuales o heterosexuales.
Hay que aclarar que todos, en algún momento de nuestras vidas nos hemos encontrado faltos de deseo, apáticos, sin ganas de nada, bien por problemas de pareja, de trabajo, o por agobios varios, pero no por ello se puede tildar a una persona de ser asexual, ya que la asexualidad es una forma de vida y no procede de ninguna crisis física ni psicológica. Al igual que tampoco debe confundirse con el celibato, ya que éste se elige libremente mientras que la asexualidad es una parte intrínseca de lo que uno es.

Uno de los mayores grupos de información que existen sobre este tema es la Asexual Visibility and Education Network (Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad). AVEN alberga la mayor comunidad asexual online y, como ellos mismos dicen en su página web, se esfuerza por crear una discusión abierta y honesta sobre la asexualidad entre la gente sexual y asexual por igual.
En su página en castellano encontramos un foro donde plantear todas las incertidumbres que nos puedan surgir sobre la asexualidad. Es un lugar de encuentro para jóvenes y no tan jóvenes, para bisexuales, lesbianas, gays o heteros que se identifiquen con esta condición sexual. Todos tienen cabida dentro de este grupo que, a la vez que les informa sobre cualquier duda o problema que les inquiete, también les pone en contacto con otras personas que se encuentren en sus mismas circunstancias.
Como conclusión tan sólo decir que da igual de la condición sexual que seamos. Cada individuo tiene su particular forma de vivir la sexualidad y ésta es tan variada como cantidad de seres humanos hay sobre la faz de la tierra. Lo importante es la libertad para poder vivirla y disfrutarla.
http://mirales.es/bisexuales/sin-deseo-sexual-bisexualidad-asexual.php



2 comentarios:

Solete dijo...

Hola, ya empecé a leer el libro, y decirte que me he sentido muy identificada en los primeros capítulos, a mí me pasó lo mismo en el pueblo de mis padres, me gustaba mucho ir de pequeña hasta que me dejó de gustar, hasta tal punto que llegué a aborrecerlo. Mi prima y sus amigas todo el rato pensando en chicos agggg

Ya te iré contando según vaya leyendo, seguro que me siento identificada en más capítulos.

Besosss ;)

Cary dijo...

Gracias Solete!!! me encanta que me digas eso. Creo que los asexuales nos parecemos mucho entre nosotros, hemos sufrido las mismas cosas. Si te sientes identificada significa que he conseguido uno de mis objetivos y es reflejarnos a todos un poco para que así la gente que lo lea y no sepa nada de esto empiece a comprendernos mejor.
Ojalá lo disfrutes mucho.
Un abrazo!!!