Follow by Email

lunes, 25 de marzo de 2013

Investigan qué causa la asexualidad en humanos

La conducta sexual lenta y el comportamiento no copulador en animales machos como ratas, ratones y carneros está relacionado con el daño de la preóptica medial, estructura neuronal que se ubica en el hipotálamo, la cual en un futuro ayudaría a explicar la asexualidad en humanos. “Los modelos que tomamos son estudios básicos, es decir, si entendemos lo más sencillo eventualmente podemos hacer comparaciones con lo que ocurre con el humano”, puntualizó Raúl Paredes Guerrero, director del Instituto de Neurobiología campus Juriquilla de la UNAM.

Hasta el momento, dijo el también especialista en neurociencias, la analogía entre animales y humanos es que el porcentaje de no copuladores es entre el 1 y 5% de la especie y añadió que las bases biológicas de la asexualidad en humanos se desconocen por lo que es necesario hacer investigación en animales.

Este proyecto científico financiado por el Conacyt, señaló, pretende generar ciencia básica para identificar los circuitos neuronales que controlan la actividad sexual en ratas, para posteriormente acumular datos y tener un correlato más preciso entre humanos y animales.

“En los circuitos neuronales de ratas que procesan las claves quimosensoriales, llamadas sexualmente relevantes que permiten atraer a los ambos sexos –feromonas– y que son parte del sistema olfatorio, hay una estructura fundamental: preóptica medial, la cual se ubica en el hipotálamo anterior en la parte basal del cerebro, por arriba del quiasma óptico y por debajo de la comisura anterior; que al lesionarse, todas las especies incluidas víboras, peces, ratón, perros, gatos y carneros, dejan de copular de forma permanente”, detalló.

Otras partes del circuito neuronal de la rata que Raúl Paredes Guerrero estudia son la amígdala y el hipotálamo ventromedial con la intención de investigar cómo manifiestan su RNA y medir qué tanto se expresan los receptores a hormonas como andrógenos, progesterona, estrógenos alfa, estrógenos beta y aromatasa.

“Queremos ver cómo se distribuye el RNA mensajero en la preóptica medial, amígdala e hipotálamo ventromedial, regiones importantes para la conducta de hormonas, y determinar si la diferencia de la expresión de la conducta se debe a diferencias que hay en la expresión de receptores para las hormonas”, detalló.

BIOLÓGICO. La investigación desarrollada en el Instituto de Neurobiología está enfocada a explicar por qué los machos son sexualmente lentos pues “se consideran así cuando colocamos, en este caso a las ratas, en pruebas con hembras receptivas y no pueden eyacular o se tardan más de media hora”.

El tiempo estándar en ratas, comentó el titular del instituto, es de 15 minutos y se les denomina animales sexualmente expertos, sin embargo, cada especie presenta diferencias individuales e incluso, algunas son no copuladoras porque no despliegan conducta sexual.

“Identificamos a los no copuladores y estamos tratando de inducirles la conducta sexual con altas dosis de testosterona o estradiol, pero no hay disminución en sus niveles de testosterona ni estradiol, lo que nos hace suponer que no es una alteración hormonal sino una alteración neuronal a nivel de los circuitos. Ahora lo que estamos evaluando es si podemos indicar conductas sexuales no copuladores poniendo algunas de estas hormonas en estas las regiones estudiadas”, explicó.

Raúl Paredes Guerrero detalló que la falta de comportamiento sexual en ratas, ratones y carneros se debe a que durante su desarrollo, se producen modificaciones en el ambiente hormonal temprano, lo cual modifica la conducta cerebral, sinónimo de que se trata de una variedad biológica y no hormonal.

“Nos ha interesado la conducta sexual porque a pesar de que es importante para que las especies sobrevivan, no siempre les resulta vital para su supervivencia. Esto es que sin desplegar la conducta sexual y sin nunca reproducirse, las especies siguen viviendo a diferencia si deja de comer, dormir o tomar agua. En ese sentido la conducta sexual resulta un estudio interesante para conocer el cerebro de los seres vivos”, concluyó.
http://www.cronica.com.mx/notas/2013/738198.html

3 comentarios:

Freya Karstein dijo...

En resumen, van a torturar ratas para ver que causa algo que es problema personal de cada uno. Esta gente sólo se busca excusas para masacrar animalitos de formas terribles.

Lucía dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo!! Además ¿acaso se sabe cuál es la causa de la homosexualidad? no, verdad? pues ¿por qué la asexualidad tendría que ser producto de un defecto o problema? Yo pienso que la cosa no es tan complicada, es tan simple como aceptar que tanto en el mundo animal (al cuál pertenecemos, que no se nos olvide) como en el humano hay gente que siente inclinación sexual hacia un sexo, hacia otro, hacia ambos o hacia ninguno. ¿Por qué? ¡qué más da!

Anónimo dijo...

Eso no es del todo así, no deberían investigar las conductas asexuales sino las otras puesto que en nuestra sociedad resulta una perdida de tiempo estar pensando todo el tiempo en el coito además que con la tecnología que tenemos ya podemos empezar a procrear sin necesidad de cópula por lo tanto la conducta asexual está estrechamente unida a la evolución humana con esto desaparecerán muchas ETS, se dejarán de perder proteínas en la eyaculación y la mente humana se dedicará exclusivamente a ser útiles en la sociedad.