Follow by Email

lunes, 19 de julio de 2010

¿Sexo? No, gracias

Artículo sobre asexualidad publicado en el suplemento de la revista Mujer de Hoy.


El 3% de la población mundial no tiene impulso erótico.
Se calcula que un 3% de la población mundial no siente impulso erótico alguno. Ellos se definen como asexuales y han decidido que ya es hora de salir del armario.
Decía Wody Allen que el sexo es lo más divertido que uno puede hacer sin reírse. Pero hay quienes no acaban de encontrarle la gracia. Son los pertenecientes a la cuarta opción sexual. Ni heterosexuales ni homosexuales ni bisexuales; se agrupan bajo el término de asexuales. Y, aunque no son tantos como para temer que se extinga la especie humana, un estudio los ha cuantificado en nada menos que el 3% de la población. Lo ha realizado el prestigioso psicólogo y experto en sexualidad humana Anthony Bogaert, de la Universidad Brock (Canadá). Estos cálculos, si son acertados, significan que en España hay un millón y medio de personas que no tienen el menor interés por el entretenimiento más antiguo del mundo.Aunque se ha tildado de nuevo fenómeno, los especialistas aseguran que las personas carentes de impulsos sexuales han existido siempre. Simplemente, antes ocultaban esta condición y ahora dejan oír su voz en público, sin miedo al qué dirán. Aun así, intrigan tanto a los estudiosos de la sexualidad que han querido dejar claro el perfil. Para empezar, no se trata de célibes que hayan elegido no practicar sexo. Tampoco se encuadra bajo esta etiqueta al 15% de matrimonios que no tienen relaciones sexuales más de 10 veces al año, por aquello de la rutina. La historia es más sencilla: no sienten apetito sexual. Eso no quiere decir que no puedan tener pareja. Paul Cox, un recién casado, británico de 24 años, contó su historia en el diario The Guardian. Aseguraba que el enamoramiento no tiene por qué conllevar contacto físico. Tanto él como su mujer se declaran asexuales y, de hecho, ambos son vírgenes. Pasaron su noche de bodas jugando al Scrabble con unos amigos a quienes invitaron a su suite nupcial y aseguran quererse tanto o más que cualquier pareja. Es decir, sus necesidades emocionales están más que cubiertas. La única diferencia con la gran mayoría de matrimonios del mundo estriba en que, cuando se meten en la cama, no piensan más que en dormir.Espíritu de grupoBajo lemas como ¿Sexo? No, gracias o La asexualidad no sólo es cosa de amebas se agrupa esta comunidad que, gracias a las nuevas tecnologías, ha formado todo un frente común. A través de webs como www.asexuality.org, de la Red para la Visibilidad y Educación Asexual (AVEN), los asexuales organizan reuniones en distintos puntos del globo, para hablar y, sobre todo, cerciorarse de que no son los únicos en el planeta a quienes el sexo se la trae al fresco. Pero no es el único cometido de esta comunidad asexual. Su principal objetivo es contar en qué consiste la asexualidad, cómo saber si uno mismo lo es y resolver las dudas de aquéllos que, hasta el momento, pensaban que eran unos bichos raros.Ésta, de todas formas, no es una opción tan minoritaria en todos los países. En Japón, un 60% de los hombres de 20 a 35 años dice pertenecer a este grupo. Hasta tienen nombre: soshokukei, literalmente herbívoros. Entre sus características no sólo está la de su desinterés por el sexo. También se definen por su gusto por las compras y el culto al cuerpo. Al menos, eso afirma Megumi Ushikubo, autora de un superventas cuya traducción sería Los hombres herbívoros finos están cambiando a Japón, inédito en España.Ilustres asexualesEntre los famosos contemporáneos no abundan los asexuales; al menos, ninguno ha declarado abiertamente serlo. Pero sí hay un importante contingente de asexuales históricos. Tal fue el caso de Frederic Chopin; su compañera, George Sand, aseguraba que al músico no le atraía el sexo. Ella no sufría por este motivo: también era asexual. Ambos compartían orientación con el autor de El cielo protector, Paul Bowles, casado con la novelista Jane Sydney Auer, abiertamente lesbiana. Los dos decían mantener la perfecta relación romántica. Otras celebrities históricas a las que se les ha atribuido un carácter asexual son Isaac Newton, Franz Kafka, la reina Isabel I de Inglaterra e incluso Dalí, cuyas declaraciones "El sexo no es para mí" ya dieron mucho que hablar en su momento. Después de todo, quizá no sea el sexo lo que mueve el mundo.

Vírgenes por elección
No sabemos cómo están de apetito sexual, pero han pregonado a los cuatro vientos que no piensan darle rienda suelta hasta después del matrimonio. Sea por convicción, marketing o moda, toda una camada de jóvenes artistas han optado por la virginidad.
Selena GómezA los 17 años, la actriz de la serie Los magos de Waverly Place, competidora oficial de Hannah Montana, mantiene su intención de dejar el sexo para después de la boda. Al parecer, a los 12 años le pidió a su padre que le comprara un anillo de pureza al estilo de los que llevan los Jonas Brothers.
Jonas BrothersEl trío musical formado por Kevin (23 años), Joe (21) y Nick (17) se define como cristiano y practicante, y siempre han afirmado su intención de ser puros hasta el matrimonio. Los tres lucen anillos con el lema True love waits. El mayor, Kevin, ya ha cumplido: lució anillo hasta pasar por el altar, en 2009.
Miley CyrusEra la buena chica oficial de Disney, gracias a su serie Hannah Montana y a su virginidad voluntaria. Una sesión de fotos ligera de ropa marcó el final de aquella etapa. Ahora ha dejado atrás a Hannah para emprender una carrera musical. No sabemos qué lugar ocupará el celibato en esta nueva etapa.

http://www.hoymujer.com/amor-y-sexo/Sexo,gracias,120541,07,2010.html

No hay comentarios: