Follow by Email

sábado, 16 de julio de 2011

El sexo no es tan importante

El sexo actúa como una restricción a la variabilidad genómica y epigenética, limitando por tanto la evolución adaptativa. Las distintas razones por las que el sexo reduciría la variabilidad genética (especialmente a nivel genómico) y ralentizaría la evolución serían las mismas que justificarían los altos costes de la reproducción sexual. Esta es la sorprendente conclusión de una revisión publicada en Evolution por Root Gorelick, de la Universidad Carleton (Canadá), y Henry Heng, de la Universidad Estatal Wayne (Estados Unidos).

Todos los que hemos estudiado algún curso de biología hemos aprendido que la reproducción sexual es el principal mecanismo que promueva la variabilidad genética. Gorelick y Heng proponen ahora que, si bien la diversidad puede ser resultado de una combinación de genes, la función primaria del sexo no sería promover la diversidad. El objeto del sexo, según los autores, sería mantener el contexto genómico (la colección completa de genes de un organismo ordenada por composición y localización cromosómicas) lo más inalterado posible, manteniendo la identidad de la especie.
La tesis de los autores surge de la constatación de que la hipótesis en la que se basa la vigente teoría de la variabilidad ligada al sexo no es completamente correcta. Si el sexo tuviese como objeto simplemente incrementar la variabilidad genética no habría evolucionado, argumentan los autores. Esto sería así porque la reproducción asexual, en la que solamente es necesario un progenitor para procrear, llevaría a tasas más altas de variabilidad genética que la sexual. La percepción tradicional de la reproducción asexual es que genera descendencia prácticamente clónica del progenitor, mientras que la reproducción sexual es la que lleva a descendencia más diversa. Pero, según concluyen los autores, sería exactamente al revés. Y no sólo eso, la reproducción asexual sería dos veces más eficiente que la reproducción sexual.

De hecho, hace dos mil millones de años la vida se basaba exclusivamente en reproducción asexual, y cada organismo era capaz de tener descendencia sin incurrir en los costes que acarrea la competencia por conseguir pareja. Siendo las especies asexuales más rápidas y eficientes a la hora de reproducirse, el origen y mantenimiento del sexo, no exactamente el medio más eficiente de reproducción, debe tener algún tipo de justificación.

Hasta ahora la explicación a la aparición del sexo es que permitía por un lado la mezcla y por otro la purificación de genes. Según Gorelick y Heng, la ventaja oculta del sexo sobre la reproducción asexual sería que restringe la macroevolución (la evolución a nivel genómico) para permitir la supervivencia de la especie. En otras palabras, impediría que la especie A se transformase en la especie B, permitiendo al mismo tiempo la microevolución (la evolución a nivel de gen) como forma de adaptación al medio.

Los autores terminan su artículo argumentando que la investigación futura debería centrarse en el genoma, y no sólo en los genes individuales, ya que el genoma serviría tanto como unidad de información genética y unidad de selección para la evolución.
http://www.nuevastecnologias.com/el-sexo-reduce-la-variabilidad-genetica-09-07-2011/

2 comentarios:

Mademoiselle Grimoire dijo...

Ante todo saludos antes de dejar mi comentario

Mientras leía este artículo se me asomaba por la mente lo siguiente:

El problema es que mucha gente piensa con con los genitales y no con el cerebro

Es cierto el sexo no es tan importante pero parece que la gente promedio no se ha dado cuenta de este detalle

Un gran ejemplo es el de una prima
Que siempre dijo que le gustaban los chicos con cara linda y con cuerpo atlético

Su pareja era el opuesto a lo que ella buscaba y aun así tuvo una hija suya

Después de nacer la niña mi prima vivía quejándose de la nariz y las orejas de la niña
Decía que eran grandes y deformes curiosamente era el rasgo más resaltante de su marido

A lo que yo le dije si tanto le incomodaba eso para que le busco ese padre

obviamente mi franqueza no es de gran ayuda social para mi
pero como no son muy social pues no importa

volviendo al fenotipo de la niña es un claro ejemplo de que los humanos promedio tienden (sonara feo)a aparearse con lo que sea y no con lo que buscan sino con lo que encuentran ósea con lo que está a su alcance.

a veces pienso que los humanos deberian reproducirse por mitosis y evitarse las cosas del genotipo fenotipo genes defectuosos o recesivos o simplemente no deseados y asi evitarle el sufrimiento a su desendencia.

cosas de humanos

A veces no me siento humana

mmm creo que me puse algo cruda al escribir.

Cary dijo...

jejeje, estoy de acuerdo contigo. Claro que yo también soy muy poco social y las cosas que hace la gente "normal" muchas veces se escapan a mi entendimiento. Yo pienso, y sin ánimo de molestar a nadie, que los hombres se vinculan a sus parejas por sexo y las mujeres por dependencia emocional. Esto dicho en términos generales y ya se sabe que generalizar tiene sus riesgos.
En fin, que sí, conozco varios casos como el de tu prima y a todos les es aplicable lo dicho anteriormente.